Una oportunidad para el equipo negociador

0
31

En una negociación de gran envergadura como lo es Itaipú, pretender traer todas las medallas no será fácil, por no decir imposible. Lo que se debe buscar es un justo equilibrio para ambos países, en donde los dueños de la hidroeléctrica obtengan beneficios similares y se reduzcan las diferencias en el manejo de la represa. Lo que me parece apresurado es decir que el equipo paraguayo es un firme candidato a perder. Me parece que las cuatro personas elegidas para encabezar las negociaciones pueden conseguir mucho para el país y como paraguayo, me parece exagerado dar por perdido el partido antes de iniciar el juego. Desde mi punto de vista, el equipo local necesita del apoyo político y el respaldo de la ciudadanía para encarar las negociaciones con una moral muy alta. Pero si los mismos paraguayos, la hinchada local, ya dice que no van a ganar, que no conseguirán nada, creo que poco o nada contribuimos a los intereses del país.Hasta me permitiría decir que una hinchada que alienta en contra de su equipo le está haciendo un enorme favor a la contraparte y desmoraliza a los negociadores. Entonces, por lo menos démosles una oportunidad a las personas elegidas para encarar los intereses de Paraguay, que se preparen, que entrenen, y que hagan lo mejor que puedan por el país.Ahora bien, tanto el Ejecutivo como la opinión pública debe seguir paso a paso las negociaciones y ser un fiel custodio de los temas que se van tratando y si se percibe cierta flojera en los negociadores, hay que hacer rápidamente las observaciones. Si fuere necesario, denunciar y pedir que se hagan las correcciones. Sé que gran parte de las conversaciones con los brasileños serán de carácter confidencial, pero el Gobierno local debería buscar la forma de mantener informados a los paraguayos sobre los avances y también sobre los retrocesos que eventualmente se registren.Consideró que tanto los brasileños como lo paraguayos saben que actualmente es imposible ocultar acuerdos o negociar bajo la sombra. Los medios actuales de comunicación permean todos los estratos y fácilmente se filtran las informaciones.Pretender acordar sobre Itaipú a las escondidas es un absurdo. Hoy día, todo se sabe, todo sale a luz tarde o temprano, por lo que considero que es mejor exponer los hechos a la claridad del día y ni siquiera pensar en ocultar detalles, pues solo acarrearán problemas futuros para las partes. Creo que en breve se deben poner las cartas sobre la mesa, que cada país exponga claramente sus pretensiones y buscar la forma de llegar a una justa negociación, en donde se tengan en cuenta los intereses de los países dueños de la usina hidroeléctrica. A más de las cuatro negociaciones principales estarán varios técnicos, que forman los subgrupos, que serán los que aportarán los insumos técnicos, legales y económicos, para argumentar con solvencia las pretensiones paraguayas. La ciudadanía está expectante del inicio de las negociaciones, ansiosa por recibir buenas noticias que favorezcan al país, a la economía y la educación. El equipo técnico y los negociadores no tienen opción para defraudar al país, es una negociación demasiado importante como para cometer errores. No hay espacio para debilidades. Más que nunca se requiere de firmeza y patriotismo. Por todo ello, estos hombres necesitan del voto de confianza y voz de aliento de todos los que amamos el Paraguay, de los que aún creemos que se pueden hacer bien las cosas. Esperemos los mejores resultados para el bien del país.

Fuente -> http://www.ultimahora.com