Una niña de 10 años muere en Texas por ameba “comecerebro” – Mundo

0
6


Lily Mae Avant nadó en un río y un lago de Texas durante el fin de semana largo del Día del Trabajo, que se celebra en Estados Unidos a principios de septiembre. Luego sufrió dolor de cabeza y fiebre durante el fin de semana siguiente.

Su salud se deterioró rápidamente y fue ingresada en un hospital local, luego transferida al hospital de niños Cook, en la localidad de Fort Worth.

La lucha de la niña por sobrevivir atrajo apoyo a lo largo y ancho de Estados Unidos y también alrededor del mundo.

En un comunicado publicado en Facebook, la familia dijo que Lily Mae se encontraba “en los brazos de Jesús”.

El departamento de servicios de salud del estado de Texas dijo a medios locales que la niña padeció meningoencefalitis amebiana primaria, una infección del cerebro producida por la ameba Naegleria fowleri, conocida como la “ameba comecerebro”.

Los primeros síntomas de la infección aparecen generalmente una semana después de que la ameba entre al cuerpo a través de las fosas nasales. “La ameba está presente en agua dulce en todo Texas y en otras partes de Estados Unidos” , dijo Chris Van Deusen, portavoz del departamento, a una estación de televisión local, quien agregó que estos casos son extremadamente infrecuentes.

Segun el portal perfil.com, la Naegleria fowleri nace en aguas dulces, templadas y estancadas, como lagos, lagunas, estanques, piscinas, aguas termales y canales de riego. Crecemejor a temperaturas altas hasa los 46 grados centígrados y puede sobrevivir por períodos cortos a temperaturas más elevadas.

La única forma en que la “ameba”entra al cuerpo es a través de la nariz, posteriormente sube al cerebro y empieza a destruir el tejido cerebral.

Esta infección causa meningoencefalitis amebiana primaria, cuyos síntomas pueden ser similares a los de la meningitis bacterianas. En los siguientes días -entre 1 y 7- aparecen dolores de cabeza, sensibilidad a la luz (fotofobia), fiebre, náuseas o vómitos, rigidez del cuello, confusión, falta de atención, pérdida de equilibrio, convulsiones y alucinaciones, entre otros.

Un caso en Argentina

En 2018 se confirmó que este parásito se cobró la vida de un niño de la localidad bonaerense de General Alvear. Éste había sufrido cefaleas y vómitos después de nadar en una laguna de Vedia, cerca de Junín, además de fotofobia y sonofobia, en febrero de 2017. Los investigadores, sin embargo, no confirmaron que se trataba de la infección sino hasta un año después de investigaciones.

Fuente -> http://www.abc.com.py

Comentarios de Facebook