Trump será recibido con honores por Isabel II – Internacionales

0
5

LONDRES. El presidente de EE.UU., Donald Trump, inicia mañana su primera visita de Estado al Reino Unido, donde le esperan la reina Isabel II y la primera ministra británica, Theresa May, pero también las protestas de los que rechazan sus políticas.

El jefe de Estado de EE.UU. llegará este lunes al aeropuerto londinense de Stansted antes de ser recibido formalmente después por la soberana británica en una ceremonia rodeada de gran pompa en los jardines del palacio de Buckingham.

En medio de fuertes medidas de seguridad, Trump iniciará su primera visita de Estado al Reino Unido pero será la tercera de este tipo de un presidente de EE.UU. bajo el reinado de Isabel II, tras las de George W. Bush en 2003 y la de Barack Obama en 2011.

En esta ocasión, se espera que la presencia de Trump genere protestas, con una gran manifestación prevista el martes en la céntrica plaza londinense de Trafalgar mientras el presidente y la primera ministra se reúnen en la residencia de Downing Street.

Como es habitual en estas visitas de Estado, Trump será recibido por Isabel II y su hijo y heredero al trono, el príncipe Carlos, en el palacio de Buckingham, donde el presidente pasará revista a la Guardia de Honor mientras se disparan salvas de cañón en el cercano parque de Green Park y también en la Torre de Londres.

La reina, de 93 años, ofrecerá a Trump y su esposa, Melania, un almuerzo antes de presenciar ambos una exposición especial en la Galería del palacio de Buckingham, que mostrará objetos de la Colección Real que son de significancia histórica para EE.UU.

Además de depositar mañana una ofrenda floral ante la tumba del soldado desconocido en la Abadía de Westminster, acompañado por el duque de York, Trump tomará el té con el príncipe Carlos en la residencia oficial de éste de Clarence House (Londres).

El momento más destacado del primer día de la visita será el banquete que Isabel II ofrecerá a Trump en el palacio de Buckingham, donde ambos jefes de Estado pronunciarán sendos discursos. El martes, Trump y Theresa May participarán en un desayuno con líderes empresariales en el palacio de St. James, en Londres, antes de que ambos celebren una reunión en la residencia oficial del 10 de Downing Street, tras la cual habrá una rueda de prensa. Trump, que vendrá con sus hijos, no evitará las protestas ya que, quienes se oponen a sus políticas, esperan desplegar pancartas y un globo gigante con la imagen del presidente en la manifestación prevista para el martes en la plaza de Trafalgar.

El mandatario de EE.UU. ha roto la tradición diplomática de no interferir en los asuntos internos de un país al pronunciarse este fin de semana sobre el “brexit” y la próxima elección del nuevo líder del Partido Conservador y primer ministro británico.

En una entrevista con el dominical “The Sunday Times”, Trump señaló que el Reino Unido debería estar preparado para salir de la Unión Europea (UE) sin acuerdo e incorporar al político antieuropeo y antiinmigración Nigel Farage en las negociaciones del “brexit”.

Trump opinó que Farage, líder del Partido del Brexit -vencedor en las elecciones europeas al obtener 29 eurodiputados-, “tiene mucho que ofrecer” en las conversaciones con la UE y debería ser incorporado a tomar parte de esos contactos. “Lo conocí (por Farage) cuando a él le gustó mi campaña (electoral) y vino a dar un discurso. Creo que es una persona fantástica”, agregó el presidente estadounidense.

Además, Trump manifestó abiertamente su apoyo al exministro de Exteriores Boris Johnson como nuevo líder conservador al afirmar que sería un “excelente” primer ministro británico.

El presidente de EE.UU. manifestó su respaldo a Johnson antes de que el Partido Conservador inicie oficialmente el próximo día 10 el proceso para elegir al nuevo líder “tory” y jefe del Ejecutivo una vez que dimita Theresa May al frente del Gobierno el día 7.

Durante la visita de Estado, Trump ofrecerá el martes a la reina una cena en la residencia del embajador de EE.UU. en Londres, a la que asistirán el príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles.

El último día de la visita -el día 5-, estará marcado por la ceremonia para conmemorar el aniversario del 75 aniversario del Desembarco y de la Batalla de Normandía que se celebrará en Portsmouth (sur de Inglaterra), a la que asistirán Trump e Isabel II.

La Policía Metropolitana de Londres (Met, en inglés) ya avanzó de que dispone de un “equipo de mando muy experimentado” para liderar esta enorme operación durante la visita de Estado. Un portavoz de Scotland Yard señaló que sus altos mandos se han reunido ya con organizadores de las protestas -“Juntos contra Trump”-, que tienen planeado reunirse en Trafalgar Square.

Fuente -> http://www.abc.com.py