Taiwán implementa Ley de Anti-Infiltración para fortalecer su democracia y estabilidad

0
8

Un proyecto de Ley Anti-Infiltración que penaliza actividades políticas respaldadas por fuerzas extranjeras hostiles, como China Continental, fue aprobado por el Yuan Legislativo (Cámara Legislativa). Esta legislación vendrá a fortalecer la defensa de la democracia, que es una tendencia mundial. En los últimos años, países autoritarios como China aumentaron la influencia, intervención e intrusión que ejercen sobre países democráticos, provocando que los valores fundamentales y los procedimientos de la libre democracia se vean distorsionados y amenazados.

Facsímil de una parte de la Ley de Anti-Infiltración que fortalece la democracia y estabilidad en Taiwán.

Taiwán
está en la primera línea de la expansión de China, plantando cara a las
intervenciones e intrusiones más severas, por lo que es estrictamente necesario
tener una legislación que fortalezca los mecanismos para la defensa de la
democracia. Taiwán implementa la Ley de Anti-Infiltración con el objetivo de
prevenir que las fuerzas extranjeras hostiles puedan penetrar e intervenir en
el sistema y procesos democráticos.

Cabe
recordar que a principios de 2019, el Gobierno chino, a través de su líder Xi
Jinping, presentó una propuesta con cinco puntos para acelerar el proceso de
unificación de Taiwán. Al mismo tiempo, intensificaron los esfuerzos para
presionar a dicho país con tácticas de frente unido, infiltración y división
que amenazan la seguridad nacional, el orden social y las políticas
democráticas. Por este motivo, el 31 de diciembre de 2019, el Yuan Legislativo
aprobó la Ley de Anti-Infiltración que refuerza leyes existentes relacionadas
con las donaciones y cabildeos políticos, los referéndums, las elecciones y la
destitución del Presidente, Vicepresidente y funcionarios gubernamentales,
entre otras. Asimismo, contempla una normativa de patrones de conducta y
sanciones aplicables para defender la democracia, la soberanía y el orden
democrático y constitucional.

VALORES
DE LA DEMOCRACIA

La
normativa de esta ley se centra en los valores fundamentales de la democracia.
Por lo tanto, se prohíbe a cualquier persona que acepte instrucciones,
comisiones o subvenciones de fuerzas extranjeras hostiles participar en los
siguientes actos ilegales: hacer donaciones políticas, participar en campañas y
cabildeos políticos, influir de forma negativa en asambleas y en el orden
social y difundir información falsa con el fin de interferir en las elecciones.
Esta ley fue redactada por el Yuan Ejecutivo y Legislativo, teniendo en cuenta
las opiniones de todos los sectores de la sociedad, adhiriéndose estrictamente
al espíritu del estado de derecho y considerando, al mismo tiempo, la garantía
de los derechos humanos con el propósito de mantener el libre y democrático
orden constitucional. Solo serán sancionadas las personas que sean conscientes
de que están siendo utilizadas por una fuerza extranjera hostil para llevar a
cabo los susodichos actos ilegales. Estas personas pasarán a disposición del
Yuan Judicial para ser juzgadas con prudencia, reafirmando así, el proceso de
justicia.

ESTABILIDAD
Y ORDEN

La
Ley de Anti-Infiltración no se centra en ningún grupo o identidad y contiene
estipulaciones muy estrictas sobre qué elementos constituyen una ofensa, por lo
que los intercambios de carácter ordinario entre ambos lados del estrecho no se
verán perjudicados. Los empresarios, gerentes, profesores y estudiantes
taiwaneses, así como los cónyuges chinos no se verán afectados en sus negocios
habituales, trabajo, vida cotidiana, educación y viajes. Asimismo, el Gobierno
de Taiwán seguirá fomentando y apoyando los intercambios legales y organizados.
La Ley de Anti-Infiltración impide la manipulación política de las fuerzas
extranjeras hostiles y simplifica los intercambios a través del estrecho,
evitando interferencias innecesarias y asegurando que los ciudadanos puedan
proseguir con los intercambios normalmente.

Fuente -> http://www.laclave.com.py