Se publica el mapa más completo del genoma del cáncer

0
44

El cáncer es la segunda causa de muerte más frecuente en todo el mundo y mata a más de 8 millones de personas cada año. Además, se prevé que la incidencia de esta enfermedad aumente en más de un 50% en los próximos decenios.

La enfermedad se produce inicialmente cuando los agentes carcinógenos alteran el material genético de una célula (mutación). Será necesario que la célula mutada se divida en células cancerosas para que el cáncer ocurra. A continuación, las células cancerosas se multiplicarán a una velocidad superior a la normal, transmitiendo a sus descendientes la mutación.

“Miles de combinaciones diferentes de mutaciones causan cáncer; más de 80 procesos subyacentes distintos generan esas mutaciones, como envejecimiento, causas hereditarias o estilo de vida”, explica a Sinc Peter Campbell, investigador en el Wellcome Sanger Institute de Reino Unido y autor de uno de los estudios que forman parte de Pan-Cancer. “Sin embargo, uno de los temas más interesantes que han surgido ahora es que podemos empezar a discernir patrones recurrentes entre toda esta enorme complejidad”. En este sentido, los investigadores han detectado al menos una mutación causal en el 95% de los pacientes. Para muchos tumores han detectado entre 5 y 10 mutaciones causales. La detección de estos patrones ayudaría a afinar el diagnóstico y el tratamiento.

El Proyecto Pan-Cancer es tan importante porque ha logrado estudiar el 99% del genoma de la enfermedad que quedaba por investigar. Esto incluye regiones clave involucradas en la activación y desactivación de los genes.

Otro de los hallazgos clave de Pan-Cancer es descubrir cómo el genoma de la enfermedad puede diferir de un paciente a otro, lo que puede explicar por qué unas personas que padecen el mismo tipo de cáncer responden de manera distinta a un tratamiento. Este descubrimiento abre la puerta al diseño de medicina personalizada.

Pan-Cancer aporta más datos sorprendentes y es que el desarrollo de algunos tipos de cánceres puede empezar años antes de ser diagnosticados, a veces incluso en la niñez. Esto supone un avance en el campo de la detección precoz.

Y hay más buenas noticias… Los científicos de Pan-Cancer  han desarrollado un método para saber de dónde proceden los cánceres, es decir, para encontrar la célula de origen en aquellos pacientes en los que no ha sido posible usando las técnicas de diagnóstico estándar. Así sabe qué tipo de cáncer sufren.

España también ha participado en este revolucionario proyecto. Una de nuestras aportaciones más destacadas ha sido el análisis de 95 muestras de leucemia linfática crónica en el Centro de Regulación Genómica (CRG) y el estudio de los retrotransposones  (parte de nuestro material genético que  hasta hace poco se consideraba ADN basura) en el desarrollo de varios tipos de cánceres en la Universidad de Santiago de Compostela.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es