Requisan 12 máquinas tragamonedas explotadas ilegalmente en el mercado

0
5

Tras innumerables denuncias por explotación ilegal de máquinas tragamonedas en el municipio de Ciudad del Este, de las cuales este medio se hacía eco, ayer la dirección de recaudaciones de la Municipalidad requisó 12 máquinas, instaladas de manera improvisada en locales comerciales. Los dueños fueron notificados con anterioridad y, pese a ello, no acataron la disposición, por lo que los funcionarios procedieron al decomiso.

La dirección de recaudaciones de la comuna requisó 12 máquinas, instaladas de manera improvisada en el mercado de abasto.

Los dueños de los locales, donde operaban estas máquinas, violaban abiertamente la Ley 5.824/17, que prohíbe la explotación de las máquinas tragamonedas en lugares no habilitados para proteger a niños ante la influencia y riesgos derivados de los juegos de azar, así como la ordenanza 54/98, razón por la que fueron retiradas de los sitios donde funcionaban.

No obstante, los datos de la comunal esteña revelaron que unas 120 máquinas de este tipo están instaladas en varios locales del mercado de abasto, dado que administraciones anteriores hacían la vista gorda ante la irregularidad. Atendiendo a estos números, apenas el 10% se logró requisar.

El administrador del centro popular de abastecimiento, Alejandro Martínez, dijo que los propietarios de los tragamonedas fueron notificados el 23 de mayo y que los procedimientos de control continuarán hasta extirpar este negocio ilegal.

Ante este operativo, se aguarda que el desmantelamiento se extienda en todo el municipio, teniendo en cuenta que no solo en el mercado opera este negocio ilegal que pone en riesgo, especialmente a menores de edad, sino también en el microcentro de la ciudad, al igual que los distintos barrios.

Este procedimiento debía haberse iniciado por los funcionarios de la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar), pero los mismos, supuestamente, reciben coimas a cambio de dar vía libre a la explotación de las máquinas. Las dádivas aparentemente también alcanzaban a los administradores anteriores de la Municipalidad, y esta vez, con la gestión del intendente Miguel Prieto y sus direcciones, se tomaron las primeras disposiciones para poner coto a este negocio ilegal.

Fuente -> http://www.laclave.com.py