Radiólogos celebran su día en medio de desafíos por la pandemia – Nacionales

0
22

SAN LORENZO. La pandemia de COVID-19 impuso numerosos desafíos también para el área de imágenes médicas, de vital importancia para que, a través de la radiografía y la tomografía, el médico pueda ver el progreso de la enfermedad en los pulmones del paciente. Estos profesionales celebran hoy su día a nivel mundial, en recordación del aniversario del descubrimiento de los rayos X por Wilhelm Roentgen, un 8 de noviembre de 1895.

Lisa Aquino, coordinadora general de la Cátedra y Servicio de Medicina en Imágenes del Hospital de Clínicas, que abarca radiología central, quirófano y contingencia respiratoria, y además coordinadora general del Servicio de Radiología de Urgencias, detalló que a los cuidados que de por sí deben tener para minimizar riesgo de radiación se sumó el riesgo de contagio de la COVID. “Toda profesión tiene sus riesgos, y nosotros los asumimos porque a través de los estudios somos los ojos del médico”, acotó.

Señaló que encima del chaleco de plomo y del protector de tiroides y gafas deben utilizar para minimizar riesgo de radiación también se ponen el equipo de protección individual conocido como EPI, la mascarilla, gorro y careta. Aún así dijo que dos compañeros se encuentran en cuarentena por posible infección y ella fue la primera de su grupo en enfermarse de coronavirus, por lo cual estuvo internada e igual que su hija, a quien dice contaminó.

Dijo que al pasar por la experiencia de ser paciente, comprende el sentir de ellos y de los familiares porque estar practicante solos, sin ningún ser querido cerca desespera sumado a la incertidumbre si uno va a poder superar la enfermedad. “Entré en pánico, porque tengo enfermedad de base, con obesidad, me sentía sola y cuando mi hija se enfermó se tuvo que internar, pese a que me sentía mal traté de no demostrarle a ella, me quedé con ella en su sala”, señaló.

Afirmó que agradece a sus compañeros que al pasar desde lejos por la ventana le daban fuerzas y a los directivos del hospital, entre ellos al Dr. Jorge Giubi, quien nunca le abandonó. Indicó que pese a que ya transcurrió más de un mes de haber salido de alta, hasta ahora se siente las secuelas de la enfermedad como no poder respirar bien y fatiga.

Fuente -> http://www.abc.com.py