Pocas esperanzas de hallar supervivientes en Indonesia

0
4

Voluntarios y personal de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres revisan cada edificio y escombro con la esperanza de escuchar supervivientes, aunque solo logran recuperar cadáveres del desastre que causó al menos 430 muertos. “Desde el lunes solo hemos hallados fallecidos. En una de las cabañas (en Tanjung Lesung) descubrimos juntos a una anciana y un bebé de unos seis meses”, comenta Fariz Munadar, un voluntario llegado desde Yakarta para colaborar en las operaciones de emergencia en el oeste de Java.A unas decenas de metros de la brigada de rescate, Nabila, de 28 años, busca efectos personales, algún recuerdo familiar o aperos que todavía tengan utilidad en el lugar donde hasta el sábado por la noche se encontraba su hogar.“El agua se lo ha llevado todo”, lamenta la mujer mientras mantiene a su niño en brazos, pero que no ha perdido a ningún familiar durante el desastre natural.Según el último balance oficial, cerca de 1.500 personas resultaron heridas y los desplazados aumentaron a más de 21.000 debido a que las autoridades han ordenado la evacuación completa de pequeñas islas del estrecho.“Mientras huía vi cómo el agua arrastraba a dos vecinos. (Las autoridades) dicen que están desaparecidos, pero yo sé que están muertos”, asegura Rawi mientras encadena cigarro tras cigarro a las puertas de uno de los refugios en la localidad de Labuhan.preocupa por la salud. Decenas de niños corretean alrededor del edificio, que en condiciones normales sirve de escuela, mientras varias mujeres preparan los fideos instantáneos repartidos por los equipos de asistencia.“La salud de algunos de los evacuados ha empeorado en los últimos días por el temporal con catarros, fiebres y en algunos casos neumonías leves, pero nada de gravedad”, apunta la doctora de la Cruz Roja que los asiste y quien admite las escasas reservas de agua potable y de algunas medicinas.La lluvia que azota la región, unida al fuerte oleaje y la marea alta dificultan aún más las tareas de búsqueda y rescate.

Fuente -> http://www.ultimahora.com