Piden más policías ante serie de incidentes en la comuna

0
4

Ayer se registró un incidente entre Prieto y activistas zacariistas.

El intendente Miguel Prieto, el exfuncionario zacariista de la Gobernación del Alto Paraná, Manuel Amarilla, y el exdirector general de la comuna, Nery Jara, casi llegaron a los golpes ayer en el predio de la Municipalidad. Al mismo tiempo, alrededor de las 09:00, los portones de la comuna se cerraron ante la falta de garantías.  Durante el incidente, Prieto acusó a los dos citados  de “robar durante 18 años”, y casi se agarró a golpes, pero fue impedido por personas de su entorno y policías.

Fue ayer a la mañana, cuando los desvinculados de la institución se encadenaron frente a mesa de entrada de la comuna para exigir ser readmitidos. La directora de Recursos Humanos, Yolanda Paredes, también fue atacada por supuestos “explanilleros”, quienes en todo momento lanzaron provocaciones e intentaron incidentar. La misma advirtió que de seguir la inseguridad y la falta de efectivos policiales en la comuna, presentará su renuncia, porque “no hay condiciones de trabajar”.

MEDIDA CAUTELAR

Por otro lado, la comuna de Ciudad del Este informó que “en cumplimiento a una medida cautelar, dictada por el juez penal de garantías, Amílcar Marecos, funcionarios que se manifestaron ayer frente al sector de mesa de entrada, tuvieron que abandonar la Municipalidad”.

“La Policía Nacional dio cumplimiento al oficio judicial y los manifestantes fueron obligados a salir de la institución. Los mismos resolvieron adoptar su medida de fuerza frente a la Municipalidad, en la vía pública”, agrega el manifiesto.

“Se dio cumplimiento a una medida cautelar que ya fue dictada el 16 de febrero de este año, y dispone ordenar resguardo y protección suficiente y en consecuencia garantizar la libre circulación de personas y funcionarios de la Municipalidad de Ciudad del Este, ya sea en el acceso o salida de la misma, y prohibir cualquier tipo de manifestación violenta dentro de la institución y en un radio de 100 metros de la misma”, especifica el manifiesto.

Los manifestantes pertenecen al Sindicato de Trabajadores de la Municipalidad de Ciudad del Este (SITRAMDE) y repudian los despidos realizados por la administración municipal.  Las desvinculaciones son realizadas por la Dirección de Recursos Humanos, previo dictamen de la Dirección de Asesoría Jurídica. Todos los despidos se realizan en el marco de las leyes y normativas vigentes que regulan la función pública y la administración municipal.

Son rescisiones de contratos realizados sin previsión presupuestaria, por la intendenta Perla Rodríguez de Cabral. Las dos personas que se encadenaron reclamando un supuesto despido arbitrario son Luciano Maldonado Gómez, quien se desempeñaba como fiscal de la Dirección de Defensa del Consumidor , y Arístides Adrián Verón Godoy, que se desempeñaba como fiscal de la división de fumigación. En ambos casos, son personas sin estabilidad laboral y que fueron contratados sin previsión presupuestaria por la administración anterior.

Fuente -> http://www.laclave.com.py