Pequeños productores de Minga Guazú se manifestarán ante la ola de abigeato

0
8

Pequeños productores del km 25 al 34 de Minga Guazú anuncian una manifestación ante el aumento de casos de abigeato en la zona. Aseguran que los hechos volvieron a registrarse luego del regreso de la oficial Deolinda Lezcano como titular de la subcomisaría 52ª, quien había sido trasladada por graves críticas a su gestión. Desde su retorno, hubo seis denuncias de robo de ganado, que representan millonarias pérdidas para la economía familiar de los pobladores.

Restos de animales faenados en Minga Guazú.

Al respecto, Teodoro
Galeano, presidente de la comisión de apoyo a la seguridad de ese sector,
explicó que durante el primer período de Lezcano, más de 400 animales vacunos
fueron faenados por los delincuentes, situación que le costó el puesto a la
uniformada y fue removida a otra dependencia. Luego, a finales del 2019,
nuevamente fue trasladada a la subcomisaría, ubicada en el km 30,
correspondiente a la fracción Piro’y. “El año pasado tuvimos un respiro de los
delincuentes, coincidentemente, luego del regreso de la subcomisario, volvió la
pesadilla de los pequeños productores”, lamentó.

Por su parte, el
poblador Miguel Merlo, del km 28, colonia San Miguel, dijo que desde el retorno
de Lezcano se registraron seis nuevos casos de abigeato. “Desde que volvió no
atiende el teléfono.
No queremos más denunciar porque ni siquiera se constituyen en el lugar para el
procedimiento”, se quejó.

Aseveró que el sojal de
la zona se convirtió en un matadero de animales y que recurrirán a una
manifestación si no obtienen respuestas. “El perjuicio es enorme, porque
nuestras vacas son como un banco para nosotros”, afirmó Merlo.

Los vecinos tienen una reunión prevista para este viernes con el intendente Digno Caballero para evaluar la situación que afecta la economía familiar de los labriegos.

Una de las tantas manifestaciones en contra de la subcomisario Deolinda Lezcano.

REMOVIDA

La oficial Lezcano había sido removida
del cargo a inicios del año pasado, luego de varias movilizaciones ciudadanas
en su contra.

Los pobladores aseguran que la
uniformada se cree intocable porque cuentaría con el respaldo del director de
Policía del Alto Paraná.

Los afectados urgen que
se cambie el plantel policial, actualmente a cargo de Deolinda Lezcano, ante la
pérdida de confianza hacia su trabajo.

Fuente -> http://www.laclave.com.py