Ola de inseguridad con alto grado de violencia

0
7



A pesar de que el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, emplazó a la Policía Nacional para disminuir la presencia de motochorros en las calles, la inseguridad no da tregua. En los últimos dos días se denunciaron asaltos “modo sicariato” e incluso con toma de rehén.En la ciudad de Luque, dos ladrones ingresaron en horas de la madrugada en una playa de venta de vehículos. Los delincuentes ingresaron por una de las ventanas de la oficina. Mediante el circuito cerrado se puede ver cómo los hombres, con la cara cubierta, recorrieron todo el local como si estuvieran en su casa. Del lugar se llevaron varios repuestos de vehículos, baterías, autorradios, teléfonos celulares y una computadora. Entretanto, otros objetos fueron abandonados, ya que no pudieron sacarlos por la ventana, informó Telefuturo. Roban a un septuagenario Un ex comisario que se desempeña como guardia de seguridad de un local comercial fue despojado de su teléfono celular y su arma de fuego por dos hombres que lo atacaron en la noche de este lunes. La victima es Neri Lovera, de 70 años, quien fue atacado por los delincuentes que estaban armados con armas blancas. El septuagenario forcejeó con los dos hombres que terminaron por echarlo al suelo. El asalto ocurrió en calle 11ª Proyectada e Iturbe, de Asunción. Los vecinos manifestaron que son víctimas de asaltos contantes, sobre todo en horario de la siesta y la noche. Un asalto con toma de rehén El hecho ocurrió en un minimercado ubicado en el kilómetro 11 de Acaray, Ciudad del Este, este lunes, en horas de la mañana. Dos asaltantes con arma en mano y con cascos descendieron de una motocicleta para ingresar hasta el local comercial en el que se encontraban varios clientes. Los asaltantes cargaron en una mochila los G. 3 millones que se encontraban en la caja, además de teléfonos celulares. Nota relacionada: Gobierno da una semana a la Policía para disminuir ola de motochorros Al percatarse de que el hijo de la dueña del local ingresa por la parte trasera al local, uno de los delincuentes toma a una de las mujeres que se encontraba en el lugar, efectúa unos disparos y la estira de los brazos amenazando con dispararla en caso de que trataran de detenerlos. La mujer fue utilizada como un escudo hasta que los motoasaltantes terminaron de huir del lugar. Comerciante herido tras frustrar asalto Un intento de asalto se registró durante la noche de este lunes en el barrio Virgen de Fátima, de Capiatá, en un comercio. Los delincuentes actuaron de manera criminal efectuando varios disparos. Cerca de las 20.00, llegaron tres hombres hasta el local. Uno de los asaltantes trató de controlar a los clientes que se encontraban en el local, mientras que los otros dos atacaron al dueño del comercio. El propietario del local, de nombre Derlis Giménez, terminó recibiendo un disparo en la pierna y un refilón a la altura de la espalda. El hombre se encontraba en compañía de su esposa y su hijo en ese momento. También puede leer: A fin de año habrá más policías en todo el país, dice Villamayor La victima mencionó que los atacantes dispararon a matar utilizando el “modo sicariato” para cometer un asalto. “Me jugaron a matar, no sintieron perdón de mi vida”, lamentó el hombre. Según el comerciante, los motoasaltantes, que tenían chalecos antibalas, realizaron más de seis disparos contra él y las personas que se encontraban en el lugar. El hombre intentó defenderse con un arma de fuego que tenía guardada en el lugar, con lo que logró repeler a los delincuentes, que terminaron huyendo. Giménez descartó que se trate de un ajuste de cuentas o una venganza y aseguró no tener problemas ni rivalidades con nadie. “No me dedico a robar ni a engañar a las personas. No me meto en cosas ilegales, ni daño a las personas”, indicó. Asalto a metros de la Comisaría En Carapeguá, un playero fue asaltado por un motochorro que lo amenazó con un arma blanca en la madrugada de este martes. A pesar de que la estación de servicios se encuentra a 800 metros de la comisaría local, el asaltante se llevó cerca G. 1.700.000. De acuerdo con lo que se ve en el circuito cerrado, el playero se encontraba a solas, momento que fue aprovechado por el delincuente, que lo intimó por la espalda con un arma blanca. El encargado del local lamentó que esta sea la tercera vez que son víctimas de la inseguridad.

Fuente -> http://www.ultimahora.com

Comentarios de Facebook