¿Nos observan? La vida en la Tierra es detectable en 1.000 sistemas cercanos

0
30

La Tierra, el objetivo

Mediante el empleo de la técnica del tránsito (que consiste en observar la luz de estrellas distantes y detectar pequeñas caídas en el brillo que tienen lugar cuando un mundo en órbita pasa entre la superficie del cuerpo estelar y el ojo de un telescopio), los científicos pueden confirmar la presencia de exoplanetas y también dilucidar sus atmósferas. Un detalle muy útil en la búsqueda de vida extraterrestre, ya que las formas de vida orgánicas y la industrialización dejan su huella en la atmósfera de un planeta.

Por ello, teóricamente, nuestro planeta también podría ser descubierto y analizado por una civilización alienígena utilizando el método de tránsito. Si observaran la Tierra pasar frente al Sol, detectarían sustancias químicas atmosféricas que insinúan nuestra presencia en este planeta azul.

Los científicos examinaron los conjuntos de datos de TESS y la nave espacial Gaia de mapeo estelar de Europa, buscando estrellas dentro de 100 pársecs (unos 326 años luz) que estuvieran alineadas con la eclíptica, el plano de la órbita de la Tierra alrededor del Sol. De las 1.004 estrellas identificadas, 508 “garantizan una observación mínima de 10 horas del tránsito de la Tierra” a través de la cara del sol, escribieron los autores.

 

¿Qué sistemas estelares podrían encontrarnos?

La mayoría de las estrellas, el 77%, son estrellas de tipo M o enanas rojas, las más pequeñas y frías de las estrellas de la secuencia principal.

“Sólo una fracción muy pequeña de exoplanetas se alineará aleatoriamente con nuestra línea de visión para que podamos verlos transitar”, explica el físico Joshua Pepper, líder del trabajo. “Pero todas las estrellas que identificamos en nuestro artículo en el vecindario solar pudieron ver nuestra Tierra transitar por el Sol, llamando su atención”.

“Si encontráramos un planeta con una biosfera vibrante, sentiríamos curiosidad por saber si alguien nos está mirando o no”, aduce Lisa Kaltenegger, coautora del estudio. “Si estamos buscando vida inteligente en el universo, con este método podrían encontrarnos y podrían querer entrar en contacto. Acabamos de crear el mapa estelar de dónde deberíamos mirar primero”.

Es lógico pensar que si una civilización extraterrestre detecta los biomarcadores de vida en la Tierra, podría intentar y querer comunicarse con nosotros, ¿verdad?

Fuente -> https://www.muyinteresante.es