Ninguna de las playas tiene licencia ambiental

0
6

Las distintas playas municipales que abarcan la cuenca del lago Ypacaraí no cuentan con una evaluación de impacto ambiental aprobada por el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), advierten desde este ente. Recuerdan que los responsables de los sitios, como municipalidades o propietarios de balnearios, deben ofrecer información actualizada sobre la calidad del agua. En el caso del lago, afirman que el caudal recuperará su nivel en la medida en que se normalicen las lluvias, tras una crítica sequía.Durante esta temporada miles de turistas eligen como destinos las playas municipales por ser uno de los pocos lugares de esparcimiento con acceso libre, al menos en el área Central del país. Entre los puntos más visitados se encuentra el litoral del lago Ypacaraí, donde, a pesar de su degradación, una importante cantidad de visitantes deciden sumergirse en el cauce. “No podemos recomendar que la gente se bañe en esos lugares, primero por la falta del instrumento técnico, científico y administrativo que abarca la calidad del agua, seguridad para las personas y ambiente e información”, precisó el director de Recursos Hídricos del Mades, David Fariña. Si bien es responsabilidad de cada individuo decidir bañarse en un cauce contaminado –agrega–, de igual manera cada municipio debe tener un sistema de monitoreo, guardias y carteles que informen sobre la calidad del agua. EN REGLA. De todas las playas y balnearios que operan en el país solo 66 establecimientos cumplen con el requisito ambiental para recibir a bañistas. La lista completa se puede ver en la página www.mades.gov.py. Entre los requisitos fundamentales para que el sitio turístico esté en regla figuran: poseer declaración de impacto ambiental, expedida por el Ministerio del Ambiente; figurar en los registros de usuarios del agua, establecidos en la Dirección General de Protección y Conservación de los Recursos Naturales; poseer análisis de calidad del agua; contar con los mecanismos de seguridad y accesibilidad; disponer de instalaciones y mecanismos de gestión de residuos; contar con los servicios sanitarios correspondientes; ofrecer educación e información ambiental. También se requiere contar con señalización adecuada y caminos interiores seguros, prever primeros auxilios para los visitantes, además de agua potable, controlar la presencia de animales en el establecimiento y evitar la polución sonora. No es recomendable el baño en balnearios y playas donde no hay un estudio técnico sobre calidad de agua.En cualquier momento pueden aumentar las cianobacterias por altas temperaturas y el bajo nivel del lago. David Fariña, Recursos Hídricos, Mades.

Fuente -> http://www.ultimahora.com