Micropigmentación oncólogica – Bienestar – ABC Color

0
45

La micropigmentación es una técnica similar al tatuaje pero con un fin estético que acompaña a la reconstrucción mamaria. Un proceso que ocurre después de sobrepasar el cáncer de mama. Jazmín Valdivieso, una joven experta, lo realiza de manera gratuita para mujeres que necesitan ver su imagen completa para continuar con sus vidas.

Jazmín Valdivieso realiza la micropigmentación del rostro desde hace años, pero a raíz de la muerte de su abuela por cáncer de mama, apenas cumplidos los 50 años, decidió ampliar sus conocimientos y fue a San Pablo a estudiar con Mario Gisbert, presidente de la Asociación de micropigmentación española. Hoy lo hace como un acto de amor a las mujeres que pasaron por el cáncer y necesitan reconstruir su cuerpo. Su trabajo habitual tiene que ver con cejas, párpados, boca, pero octubre rosa nos recuerda el valor de la detección precoz del cáncer de mama, la primera causa de muerte de las mujeres en Paraguay.

“Antes no existía esa concientización sobre el cáncer de mama que hay ahora. El avance de la reconstrucción luego de tratamientos con quimioterapia llega a áreas estéticas increíbles que devuelve a la mujer la seguridad de su apariencia.

Lo más novedoso es que la técnica ha evolucionado y mediante ella se consigue camuflar cicatrices o crear areolas completas luego de intervenciones de reconstrucción mamaria.”La micropigmentación oncólogica consiste en una técnica similar al tatuaje, con la que se da color y forma a las areolas mamarias que fueron removidas en la mastectomía, como parte del tratamiento del cáncer de mamas”, describe. Remarca que “el seno que fue extirpado radicalmente durante el tratamiento, para poder realizar la micro de areolas debe estar previamente reconstruído por un cirujano plástico. Lo realizo totalmente libre de costo para todas las que acuden a mí, no solo en octubre, si no que todo el año”, dice convencida.

“Muchas vienen de parte de médicos que ya conocen mi labor, o por las publicaciones que hago en redes sociales, es algo diferente y que ayuda a quienes precisan de terminar su reconstrucción”, refiere.

Rememora que al comienzo le pareció una técnica sumamente difícil y con una alta responsabilidad ya que se intenta lograr un resultado natural. “No hay lugar a errores, la autoestima de estas mujeres es un concepto valioso y pende de un hilo; de mí depende aportar un poco de belleza a su intimidad”.

“Una clienta de mi Studio que era paciente de micropigmentación oncológica de una famosa colega en San Pablo, me dijo que quería que yo le haga el retoque, y al comienzo no me anime pero luego acepté y quedó muy feliz con los resultados. Ella ahora ya no necesita ir hasta el Brasil cada vez que necesite retocar el color. Cuando terminé, quedamos muy satisfechas con el resultado. Me preguntó cuánto le costaría, a lo que respondí que lo que ya me pagó con su agradecimiento. No encontré manera de cobrar algo material por algo que me llena de tanta satisfacción”, expresó.

Según Valdivieso no implica ningún riesgo para la mujer, siempre se realiza con autorización de sus médicos, en tiempo y forma. “Cuento con un riguroso protocolo de bioseguridad con mis instrumentos, uso descartables, asepsia de la camilla y gabinete, los insumos que utilizo son importados de Estados Unidos y adecuados para el trabajo, los que uso ya hace varios años con resultados totalmente exitosos”, asegura.

En cuanto al detalle de su micropigmentación contó: “procuro que las areolas y pezones se vean muy parecidos al senos natural que aún conservan, para que no sientan esa ausencia de lo que siempre tuvieron y sintieron como parte de su femeneidad. Sacarse la ropa o verse solas al espejo ya no es un motivo de estrés luego de la micropigmentación oncológica”, finaliza.

Contacto: 0983 112 260.

Fuente -> http://www.abc.com.py