Más restricciones en Inglaterra tras una semana aciaga para Boris Johnson – Mundo

0
29

El condado de South Yorkshire ha sido incluido en ese estado máximo de riesgo -de una escala de tres- desde la medianoche, lo que ha obligado a cerrar “pubs” y bares a menos que sirvan comidas.

Las directrices, que se aplican en localidades como Doncaster, Rotherham y Sheffield y afectan a más de 1,4 millones de ciudadanos, fuerzan asimismo a clausurar sus negocios a casinos, salas de bingo y otros lugares de ocio, al tiempo que vetan las reuniones entre personas que no que vivan bajo el mismo techo.

El alcalde de Sheffield, Dan Jarvis, instó hoy a los ciudadanos a “poner de su parte” y adherirse al nuevo protocolo de acción para frenar la propagación del virus, en declaraciones a la BBC Radio 4.

El nivel de alerta se elevó asimismo en otras localidades inglesas como Stoke-on-Trent, Slough y Convetry, que pasaron al nivel 2 desde la medianoche.

También desde ayer la zona metropolitana de Manchester (al norte), donde viven 2,8 millones de personas, se acoge a las duras consecuencias de haber visto elevado su nivel de alarma al 3, como ya lo están Liverpool y Lancashire.

Por su parte, Gales, con 3,1 millones de habitantes, se adentra hoy en su segundo día de un confinamiento de 17 como remedio “cortafuegos” frente al repunte de positivos -de más de 2.500 diarios- al tiempo que el Gobierno ha habilitado patrullas policiales para impedir que se realicen viajes no esenciales.

En el caso de Escocia, su ministra principal, Nicola Sturgeon, anunció ayer la introducción para el 2 de noviembre de un nuevo sistema con cinco niveles de riesgo, del 0 al 4, para gestionar de forma localizada la crisis del coronavirus.

El científico Neil Ferguson, responsable del modelo que derivó en el confinamiento nacional del pasado marzo, alertó hoy de que si los contagios siguen incrementándose “a la tasa actual”, la capacidad del sistema sanitario del país (NHS) no resistirá.

“Estamos ante un momento crítico. El sistema sanitario no podrá aguantar mucho más tiempo esta tasa de crecimiento (de contagios)”, advirtió el experto a la BBC Radio 4.

El sistema de detección y rastreo singue sin ser operativo

Mientras millones de ciudadanos apechugan con las consecuencias del endurecimiento de las normas, Johnson deja atrás una semana aciaga plagada de fiascos.

Uno de esos traspiés ha sido la ineficacia del sistema de detección y rastreo impulsado por el NHS, que desde su introducción no ha dejado de evidenciar fallos técnicos.

Considerado por el propio Johnson como herramienta imprescindible para batallar contra el coronavirus, esta semana el primer ministro reconocía su “frustración” ante su inoperancia. Las últimas cifras oficiales prueban que “apenas una de cada siete personas” que se somete a los test obtiene su resultado en un plazo de 24 horas.

El Reino Unido lleva camino de alcanzar los 45.000 fallecimientos por covid-19 desde el inicio de la pandemia y contabiliza además unos 800.000 positivos. Solo en esta última semana se han comunicado alrededor de 20.000 contagios diarios.

La Rebelión de Manchester, otro golpe para Johnson

Por otro lado, la dureza de las normas impuestas a Manchester – como el cierre de bares y la prohibición de reuniones sociales- le sumieron los últimos días en un rifirrafe público con el alcalde de la ciudad, el laborista Andy Burnham, responsable de una región donde viven cerca de 2,8 millones de personas, opuesto a su plan.

Manchester supera en diversas áreas una incidencia de 500 casos de covid por cada 100.000 habitantes.

En contundentes apariciones televisivas, el edil ha presionado al Ejecutivo para que este asumiera con ayudas financieras sus “compromisos” con los ciudadanos de rentas más bajas, forzados a perder sus ingresos y sus empleos.

Johnson defiende su estrategia

Johnson ha defendido la estrategia de su gabinete ante esta crisis, a medio camino entre un confinamiento total, que intenta evitar pues no iría en la dirección “adecuada”, y un enfoque “extremo”, con mayores libertades, que derivaría en “miles de muertes”.

Su ministro de Economía, Rishi Sunak, anunció esta semana el incremento de las ayudas financieras gubernamentales para apoyar aquellos negocios y trabajadores que se verán afectados a consecuencia de las restricciones.

Fuente -> http://www.abc.com.py