“Lojas francas” dependen de la reducción de tasas e impuestos para funcionar

0
5


La instalación de las “lojas francas” en Foz de Yguazú  y otras 32 ciudades fronterizas del Brasil es casi inviable, debido a la burocracia de las instituciones encargadas de regular esta modalidad de comercio. Así lo anunciaron durante una audiencia pública realizada en el país vecino. Los interesados en instalar sus tiendas libres de impuestos en territorio brasilero, por primera vez se reunieron con los representantes de las distintas instituciones del Estado.

El intendente de Foz de Yguazú, Chico Brasileiro (der.), y algunos diputados brasileños durante la reunión.

La audiencia pública se realizó en el Comité de Supervisión y Control Financiero de la
Cámara de Diputados del Brasil, donde ratificaron la falta de un acuerdo entre
los distintos organismos para que las tiendas libres entren en operación. Cabe
destacar que, hasta ahora, solo se han establecido cuatro tiendas libres
de impuestos en las 33 ciudades fronterizas y debido a la burocracia, están en
peligro de cerrar.

Ante esta situación, el diputado
brasileño Ricardo Barros expresó que “votamos por una ley que crea las tiendas
libres de impuestos, pero la Receita Federal pensó que no era algo bueno, y simplemente
trabaron la instalación de los free shops”, lamentó el legislador.

De la reunión participaron los
intendentes de las ciudades fronterizas, empresarios y expertos en el tema.

INVIABILIDAD

Además de los altos impuestos, la Serpro
también cobrará una tasa de 2,62 reales por cada acceso al sistema para
efectuar la compra de un producto, independientemente de su valor. Como
resultado, a partir de los cálculos mostrados en la audiencia, la exigencia de
la RF y la Serpro hace que la mercancía sea cara en torno al 70%.

Además, la instalación de las tiendas
libres de impuestos es extremadamente difícil debido a la supervisión excesiva
de la Receita. Entre los ejemplos mencionados, se encuentra el hecho de
que si el sistema cae, el cliente debe esperar hasta que se restablezca, porque
el propietario no podrá emitir la factura

Otros de los problemas es que si el
cliente compra un producto de más de 300 dólares, deberá abandonar la tienda,
ir al Banco de Brasil, cobrar el recargo del 50% de la cota de compras y luego
regresar a la tienda y retirar la mercadería.

Igualmente, la RF publicó una lista
general de lo que puede ser comercializado en las “lojas”, entonces nadie sabe
específicamente qué productos se pueden vender o no, lo que causa una tremenda
incertidumbre legal.

Como se dijo en la reunión, todo esto
hace que sea imposible competir con tiendas ubicadas en países vecinos, donde
el impuesto total es de aproximadamente el 20%. 

SOLUCIONES
Después de la audiencia, las partes interesadas y las autoridades se
comprometieron a buscar soluciones, principalmente a través de legislación
específica para cada caso y el cobro racional de acceso al sistema Serpro (uno
de los principales obstáculos para atraer a los inversores).

“Necesitamos ser competitivos, pero los
impuestos en las ventas están en la legislación, entonces tendremos que cambiar
las leyes vigentes para competir con las demás tiendas”, dijo Barros.

Fuente -> http://www.laclave.com.py