Lo que la NASA no contó sobre la llegada del Apollo 11 a la Luna

0
12

La llegada del hombre a la Luna es uno de esos momentos que perduran para siempre en el imaginario colectivo, pero como la palabra ya sugiere, a menudo la historia real se viste con abundantes mitos y leyendas, algunos ciertos, otros completamente falsos. Hoy vamos a repasar algunos de ellos.A lo largo de este artículo hablaremos de mitos y datos poco conocidos sobre cómo transcurrió la Misión Apollo 11, no sobre si la misión fue un montaje grabado en estudio. Si eres de los que creen en esta popular teoría de la conspiración, te animo a que leas nuestro especial en el que desmontamos, una por una, las principales supuestas pruebas que tratan de desmontar lo que, a día de hoy, sigue siendo un hito histórico del que todos los seres humanos deberíamos sentirnos orgullosos independientemente de nuestra nacionalidad.Cómo convencer a un escéptico de que las misiones Apolo a la Luna fueron realesProbablemente hayas estado en esa situación. Te vas de cena con los amigos y entre copa y copa sale …Read more ReadCIERTO: La primera frase en la Luna no es la que creesA menudo se dice que la primera frase pronunciada por un ser humano sobre la superficie de la Luna fue la famosa cita de Buzz Aldrin “Un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad” al bajar del módulo lunar. En realidad no es cierto. El propio Aldrin reconoció más tarde durante una entrevista con el astrónomo Bob Berlman que la primera frase la pronunció él mismo momentos antes, solo que como cita es mucho menos sexy. Esa frase es: “Ok, motores apagados” (“Ok, engines stop”).CIERTO: Armstrong era tan buen piloto que puso la misión en apurosLa NASA tenía previsto que el módulo lunar aterrizara sobre la superficie lunar con cierta violencia. Para ello había diseñado unas patas articuladas que se doblaran con el impacto y amortiguaran el descenso. El plan no contaba con la pericia de Neil Armstrong. El astronauta fue tan preciso que aterrizó el módulo lunar demasiado suavemente. A resultas de ello, las patas no se doblaron y la compuerta quedó demasiado alta. Esa es la razón por la que el famoso primer paso fue más bien un salto.CIERTO: Buzz Aldrin orinó en la LunaEs cierto. Buzz Aldrin fue la primera persona que orinó estando sobre la superficie lunar. No es el que el astronauta orinara directamente sobre el regolito del satélite. Hizo sus necesidades dentro de su traje lunar. Por desgracia, las habilidades de Armstrong como piloto siguieron causando problemas. El módulo lunar estaba tan elevado que Aldrin rompió el dispositivo de su traje encargado de recoger la orina. A resultas de ello, cuando hizo sus cosas, estas terminaron en su bota. Muy prudentemente, el astronauta decidió ocular este escabroso detalle y no lo comunicó por radio.CIERTO: La Luna huele malOtro dato rigurosamente cierto. Los minerales que forman el regolito o polvo lunar tienen un penetrante aroma que recuerda un poco a la pólvora quemada. Es algo que solo descubrimos cuando los astronautas de la misión Apollo 11 regresaron al modulo lunar con los trajes cubiertos de una fina capa de ese polvo. El hallazgo fue polémico porque hasta se temió que el regolito pudiera incendiarse en contacto con el oxígeno del módulo o afectar a su presurización.FALSO: La famosa foto de la huella corresponde al primer paso de ArmstrongMucha personas creen que la imagen sobre estas líneas corresponde a la huella dejada por Neil Armstrong cuando puso el pie por primera vez sobre la Luna. No es cierto. La zona en la que Armstrong pisó luego fue pisoteada por Aldrin cuando salió tras él.La foto más famosa de la huella de uno de los astronautas durante la misión Apollo 11.Foto: NASAEn realidad, la foto se la debemos a Aldrin. La mayor parte de las fotos de la misión Apollo 11 las realizó Armstrong. Durante un rato, la cámara Hasselblad que llevaban en la misión quedó libre y Aldrin la usó para tomar dos fotos. Una es la de la famosa huella. La otra es una imagen de su compañero junto al módulo lunar (abajo). La imagen, además, ha dado pie a numerosas leyendas urbanas. Las tres más importantes las tratamos en el artículo que desmonta las teorías de la conspiración sobre la misión Apollo 11.FALSO: Aldrin odiaba a Armstrong y por eso no lo fotografióHay quien explica la falta de fotos de Armstrong como el producto de la inquina de Aldrin, que le guardaba rencor por haber sido el primero en pisar la Luna. La realidad, como explicábamos arriba, es que el paseo lunar de la Apollo 11 solo duraba 2 horas y 36 minutos, y el número de experimentos hacía la agenda muy apretada. Armstrong sencillamente era el encargado de la cámara. Aldrin solo la usó durante un momento.VERDADERO: Nixon tenía preparado un discurso en caso de desastre¿Había un discurso preparado en caso de que la misión Apollo 1 fallara? Sí, por supuesto que lo había, pero por fortuna nuca hubo que utilizarlo. Lo escribió William Safire, que era el funcionario encargado de escribir los discursos a Richard Nixon. El comunicado comenzaba con la frase: “El destino ha ordenado que los hombres que enviamos a la Luna para explorarla en son de paz se queden allí para descansar en paz.” (“Fate has ordained that men who went to the moon to explore in peace will stay on the moon to rest in peace”) Visto a día de hoy e imaginando el contexto de tres astronautas muertos casi parece un chiste de mal gusto.FALSO: Los indios navajos grabaron un misterioso mensaje para dejarlo en la LunaCuenta la leyenda que entre los objetos que los astronautas llevaron a la Luna había una misteriosa grabación en el idioma de los indios navajos. La presencia de esta tribu en un entorno como el de la carrera espacial da pie a todo tipo de teorías a lo Expediente X, pero la historia no es en absoluto cierta. Se basa en un chiste ideado por el humorista Johhny Carson que apareció por primera vez el 22 de julio del 69 en el programa Tonight Show.El chiste cuenta que la NASA estaba entrenando a sus astronautas en el desierto de Arizona, en una zona cercana al territorio de los indios navajos. Durante uno de los entrenamientos, un pastor de la tribu y su hijo contemplaban atónitos las evoluciones de los astronautas, vestidos en aquellos extraños trajes blancos. Tras un rato, los dos nativos se acercaron a los técnicos de la NASA y el joven, que era el único que hablaba inglés, les preguntó qué estaban haciendo.Los técnicos respondieron que aquellos hombres se estaban preparando para viajar a la Luna. Cuando el joven pastor le tradujo aquello a su padre, este de repente se mostró muy interesado por el tema y expresó su deseo de enviar un mensaje a la Luna.Los técnicos de la NASA pensaron que podía ser una buena idea y grabaron el mensaje en Navajo pero, cuando le pidieron al hijo que tradujera la frase de su padre, este se negó. Intrigados, los técnicos preguntaron a más nativos de la reserva, pero todos ellos se negaban, entre risas, a traducir la frase grabada. Al final tuvieron que recurrir a un traductor profesional. La frase del venerable pastor indio era: “Cuidado con estos tipos. Vienen a quitaros vuestras tierras.”Es en definitiva, un ingenioso chiste. La única parte verdadera de esta falsa anécdota es que los astronautas de las misiones Apolo sí que entrenaron en el desierto de Arizona.CIERTO: Los astronautas pilotaban sin seguroHablando de potenciales catástrofes. La misión Apollo 11 era algo que jamás se había hecho y el riesgo era tan elevado que ninguna compañía aseguradora aceptó firmar un seguro de vida con los astronautas. Iban, literalmente, sin seguro.Para intentar recaudar dinero con el que ayudar a sus familias en caso de desastre, el astronauta Michael Collins tuvo una idea genial: Él y sus dos compañeros firmaron miles de sobres e hicieron que sus amigos se los enviaran por correo entre ellos el día del aterrizaje. La idea era vender los sobres autografiados a coleccionistas y no era para nada una mala idea. Con el tiempo, algunos de esos sobres se han cotizado en más de 28.000 dólares.FALSO: Neil Arsmstrong le dedicó un mensaje a un misterioso señor GorskyInstantes antes de regresar al módulo lunar, Neil Armstrong murmuró una extraña frase: “Buena Suerte, Mr. Gorsky” (Good Luck, Mr Gorsky). La leyenda dice los técnicos del centro de control pensaron que era algún tipo de puya que Armstrong le dedicaba a un cosmonauta ruso. Sin embargo, no hallaron ningún tripulante soviético con ese nombre. Pasaron los años y la misteriosa frase siguió sin respuesta hasta que, durante una rueda de prensa celebrada en Florida 26 años después, un periodista se atrevió a preguntarle al astronauta sobre el tema, y este, sabiendo que el señor Gorsky ya había fallecido, se animó a relatar la verdad.Neil Armstrong, fotografiado por Aldrin mientras trabaja en el módulo lunar.Foto: NASASegún la historia, Armstrong explicó que siendo apenas un niño, él y su hermano estaban jugando béisbol en el jardín de su casa cuando la bola cayó en el jardín de sus vecinos, los Gorsky. Al entrar a recogerla, el joven Armstrong escuchó a la pareja en mitad de una pelea conyugal en la que la mujer le gritó al marido “¿Sexo oral? ¿Quieres sexo oral? Tendrás sexo oral cuando los niños del vecino caminen por la Luna”. Años más tarde, Armstrong debió de acordarse de aquella frase con una sonrisa y murmuró la referencia para sus adentros.La anécdota, lamentablemente, es falsa. Armstrong ha negado haber pronunciado esa frase y tanto las comunicaciones de radio de la misión, como las transcripciones de las mismas avalan su respuesta. Toda la historia (rueda de prensa incluida) es un chiste grueso sobre la negativa de las mujeres judías a practicar ciertas variantes recreativas del sexo. De hecho, la primera mención a la historia data de 1995, y con el tiempo se ha extendido con otros apellidos que también evocan el origen judío de la pareja.CIERTO: Buzz Aldrin comulgó en la LunaEl astronauta Buzz Aldrin es una persona muy religiosa. Minutos después de aterrizar en la Luna, Aldrin dijo por radio: “Quiero aprovechar esta oportunidad para dirigirme a todas las personas que escuchen esto, dondequiera que estén.Quiero pedirles que hagan una pequeña pausa, mediten sobre lo que hemos conseguido en las últimas horas y den gracias a su manera”. Tras este mensaje, el astronauta abrió una pequeña hostia consagrada y un poco de vino que llevaba consigo en contenedores plásticos, comulgó y rezó unas plegarias en silencio.Aldrin en ningún momento hizo referencia a la Biblia, y tenía buenas razones para ello. Unos años antes, los astronautas de la misión Apollo 8 recitaron una frase del Génesis y una activista atea llamada Madalyn Murray O’Hair demandó a La NASA. Murray O’Hair acusaba a la agencia de promocionar el cristianismo violando la primera enmienda de la constitución estadounidense en la que se garantiza la libertad religiosa. El proceso legal estaba en pleno desarrollo, así que la NASA había pedido a todos sus astronautas que no hicieran referencia a ninguna religión concreta durante sus misiones. La demanda de la activista fue desestimada en 1970.CIERTO: Los astronautas dejaron un montón de porquería en la LunaAl partir, los tres tripulantes del la misión Apollo 11 dejaron toda clase de cosas sobre la Luna, algunas más dignas que otras. Entre las dignas hay instrumental de medición sísmica y una placa conmemorativa con mensajes de buena voluntad de 73 países. Entre las menos dignas se encuentran una bolsa de vómito, dos depósitos de orina, y un contenedor de heces. El cómputo escatológico global de las misiones Apollo se cifra en 96 bolsas de desperdicios humanos.Los astronautas de la Misión Apollo 11, conversando con Nixon desde el módulo de cuarentena.Foto: Archivos NacionalesCIERTO: Al regresar, los astronautas fueron puestos en cuarentenaAunque los astrobiólogos dudaban muy seriamente de que la Luna albergara vida microbiana de ningún tipo, la NASA no quería correr riesgos. Cuando regresaron a la Tierra, los tres tripulantes del Apollo 11 pasaron nada menos que tres semanas en un módulo de cuarentena portátil que se transportó a bordo del USS Hornet. Años más tarde, el astronauta Michael Collins criticó el procedimiento que siguieron para esta cuarentena durante una entrevista. “Cuando el módulo de mando llegó al océano, ¿qué es lo que hicieron? Abrir la compuerta. Si abres la compuerta todos los malditos gérmenes salen fuera!”FALSO: Al regresar, los astronautas tuvieron que pasar aduanasDice la leyenda que cuando los astronautas de la misión Apolo 11 Armstrong, Aldrin, y Collins regresaron a nuestro planeta tras visitar la Luna, lo primero que tuvieron que hacer es rellenar los correspondientes papeles de aduanas para poder entrar en Estados Unidos.La Oficina de Historia de la NASA explica que los papeles de aduana son completamente reales, pero que los astronautas nunca tuvieron que firmarlos, ni mucho menos tuvieron que hacerlo nada más aterrizar. Los documentos fueron creados, como mera formalidad, por el Director del servicio de inmigración en Hawai, y las firmas se rellenaron automáticamente mediante una máquina autopen.CIERTO: La bandera de la misión ya no está en pie (y ahora es blanca)Cada misión del programa Apollo plantó una bandera de Estados Unidos en la Luna.Todas ellas siguen en pie salvo la del Apollo 11. Aldrin tuvo muchos problemas para plantar la bandera en el duro suelo lunar. Cuando despegaron, el astronauta vio cómo los impulsores del módulo lunar derribaban la bandera al despegar. Sea como sea, ya no son banderas de Estados Unidos, sino banderas blancas. Hace mucho tiempo ya que el bombardeo sin filtro de radiación solar ha eliminado los colores de la tela.CIERTO: En la misión Apollo 11 participó un equipo de más de 400.000 personasLos tres astronautas que llegaron a la Luna aquel 20 de julio siempre han recordado a la opinión pública que la Misión Apollo 11 fue posible solo gracias al trabajo de un enorme equipo humano. De hecho, ese equipo fue de más de 400.000 personas. Si nos atenemos a las matemáticas, solo por eso ya es imposible que la llegada a la Luna haya sido grabada en un estudio. 400.000 personas no pueden guardar el secreto.

Fuente -> https://es.gizmodo.com/

Comentarios de Facebook