Indígenas son desalojados de asentamiento que habitan hace 20 años

0
29

Según la denuncia formulada ante la comisaría local, el hecho se produjo el pasado lunes y fue ejecutado por un hombre, quien dijo ser oficial de justicia de Ciudad del Este.Según el relato del cacique de la comunidad indígena, Ricardo Martínez, ante los efectivos policiales de la Comisaría 19ª de Mayor Otaño, el desalojo fue ejecutado por Juan Carlos Viana, quien dijo ser oficial de justicia con matrícula 3.701, de Ciudad del Este. Martínez indicó que el supuesto oficial de justicia, acompañado de guardias con armas en mano, procedieron a echar las chozas de barro y tacuara de los nativos, dejando solo en pie una iglesia. Incluso, una de las viviendas habría sido demolida con una una anciana en su interior. Todas las viviendas de las familias indígenas fueron destruidas y los mismos se quedaron sin nada, totalmente a la intemperie. Tras tomar conocimiento las autoridades de Mayor Otaño, algunas personas acercaron carpas a los nativos para que puedan resguardarse mientras se defina la situación de los mismos. Si bien no fue confirmado, los denunciantes manifestaron creer que estaría detrás del desalojo el empresario sojero Tranquilo Favero. Jacuí Guazú se encuentra en el límite entre Mayor Otaño, Itapúa, y Ñacunday, Alto Paraná, territorio donde el conocido como el Rey de la Soja, Favero, posee grandes extensiones de tierras. No obstante, algunas autoridades de Mayor Otaño señalan que el empresario nunca había molestado a los nativos, por lo que aún no se sabe quién mandó desalojar a los indígenas.

Fuente -> http://www.ultimahora.com