Impacto del Covid en la pobreza no se revertirá a corto plazo, advierten |

0
5

“Hay que recuperar el nivel de crecimiento” César Barreto, economista y ex ministro de Hacienda, fue consultado sobre las declaraciones de Bas Bakker, técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI), quien días atrás señaló que la pobreza en Paraguay podría aumentar hasta 2021, para luego retomar la tendencia de reducción de los últimos 20 años. Bakker hizo estas declaraciones en la conferencia de prensa realizada para dar a conocer las conclusiones de su más reciente revisión de la economía local, en el marco del conocido como Artículo IV. Barreto detalló que para este año se proyecta un aumento de cuatro puntos porcentuales en la pobreza total con relación a 2019, cuando la cifra era de 23,5% de la población. Volver a la dinámica previa a la pandemia dependerá de un proceso, pero no se trata de algo posible de lograr en los próximos meses, consideró. “Es muy importante que recuperemos el nivel de crecimiento que teníamos antes, porque es la única forma en la que vamos a ir recuperando esos empleos que se perdieron este año, no va a ser inmediato (…). Lo más probable es que para el año 2022 o 2023, si es que la economía se recupera y continúa creciendo, recién podríamos recuperar los niveles que teníamos previamente”, manifestó. Con relación a otros puntos tocados por la misión del FMI, Barreto hizo énfasis en la necesidad de lograr avances en las reformas que se realizan para mejorar el gasto público y aseguró que el tema tributario (relacionado a la posibilidad de subir impuestos) no es prioritario actualmente. Añadió, en coincidencia con los técnicos del Fondo, que se debe atacar la evasión y reducir los niveles de informalidad, además de continuar diversificando la economía. “Deterioro en ingreso y en la educación” A criterio de Gladys Benegas, analista y doctora en Economía, el empeoramiento en los indicadores de pobreza de nuestro país, como consecuencia de la pandemia por Covid-19, es considerable y la posibilidad de que el efecto de la emergencia sanitaria sea solamente temporal es lejana. “Los deterioros (en los indicadores de pobreza) son importantes, porque vienen tanto del lado de los ingresos como del lado de la educación, el hecho de no crear habilidades para el futuro. Entonces, es difícil que uno diga de que en el corto plazo podamos volver a esos niveles (en referencia a la senda de reducción de pobreza en los últimos años)”, manifestó. Para la recuperación se precisa de una actuación rápida y focalizada, apuntando a sectores específicos, añadió. Hizo hincapié en la necesidad de lograr mejoras relacionadas al campo de la educación, el cual es un punto que se expresa dentro de las conclusiones de la más reciente misión del FMI. Según Benegas, si se deja de lado este aspecto, es poco probable avanzar en los diferentes indicadores en los cuales Paraguay se muestra rezagado con relación a otros países. El Fondo específicamente cita al capital humano, el clima de negocios y la gobernanza como las áreas en que Paraguay muestra calificaciones deficientes, incluso con respecto a países de mercados emergentes y no solamente los más avanzados. Por otro lado, Benegas coincidió en la necesidad de diversificar la economía y depender menos de sectores como el primario, considerando, por ejemplo, que el precio de los commodities se reducirá. Asimismo, mencionó el caso de las binacionales, que gradualmente irán generando menos ingresos.“El efecto sigue, no va a ser temporal” Hugo Royg, economista y ex ministro de la Secretaría Técnica de Planificación (STP), indicó que el impacto negativo de la pandemia en la economía todavía persiste en los sectores más vulnerables, por lo cual consideró que asegurar que el efecto va a ser temporal es prácticamente “negarse a ver una realidad” . “Cuando uno habla con las empresas sofisticadas o modernas, uno se da cuenta que el mayor impacto lo tuvo entre marzo, abril, mayo y junio y después se recuperó, con lo que hoy ya está en niveles iguales o superiores al año anterior, pero si hablamos de una despensa de barrio o un trabajador que hace changas, el impacto lo sigue teniendo hasta ahora, y lo va a tener mañana o pasado”, refirió. Planteó que esto se debe a que hubo un cambio estructural de la economía y que la forma de trabajar es distinta. “Los que pusieron el hombro a la crisis y sintieron el mayor impacto fueron las empresas más pequeñas y las personas más pobres. El efecto no va a ser temporal”, enfatizó. Con respecto a las demás evaluaciones dadas a conocer por el FMI, Royg resaltó la importancia de crecer equitativamente; es decir, combinar el crecimiento económico y el desarrollo. “La política económica tiene que ser una política económica inclusiva, que se preocupe tanto del desarrollo del mercado como del desarrollo y las condiciones adecuadas de los consumidores y de la familia, sobre todo las más vulnerables”, manifestó. Asimismo, destacó las observaciones con respecto al sistema de jubilaciones y, específicamente, la Caja Fiscal. También habló de buscar un sistema de impuestos justo, con base en la recomendación del Fondo de expandir los ingresos tributarios del país.

Fuente -> http://www.ultimahora.com