Fiscalía verifica las cargas de ocho camiones retenidos por los paseros

0
3


Los fiscales especializados en propiedad intelectual y anticontrabando, Julio Paredes y Humberto Rosetti, iniciaron ayer la verificación del contenido de los ocho camiones retenidos el miércoles a la noche por paseros en el centro de Ciudad del Este. La intervención se produjo ante sospechas de que las cargas fueron ingresadas de contrabando que tenía diferentes destinos. El convoy, con sus conductores, fue llevado al predio de la Dirección de Policía de Alto Paraná, según confirmó uno de los agentes del Ministerio Público.

Parte del cargamento verificado en el predio de la Dirección de Policía. La lluvia interrumpió varias veces el procedimiento.

Humberto Rosetti
refirió que, alrededor de las 18:00 de ayer, habían concluido la verificación
de cuatro de los ocho rodados, existiendo diferencias en los despachos de la
firma “Directa Paraguay Importaciones S.R.L”, que declaraba 250 bolsas de
locote, pero llevaban 336, a modo de ejemplo. Entre las mercancías detectadas
había sandías, mango y otras frutas de estación. Agregó que las condiciones
climáticas jugaban en contra de la continuidad del procedimiento por la
pertinaz llovizna y falta de luz natural, sin definir aún la continuidad de las
verificaciones.

Las mercaderías
tenían en regla las documentaciones exigidas por la AFIDI para la importación
de las mismas, como la autorización fitosanitaria de importación, según el
comisario Emigdio Franco.

En cuanto a la
situación de los conductores de los vehículos, señaló que en ningún momento
fueron detenidos, pero sí se presentaron ayer a la Fiscalía para su
identificación y acompañar la revisión de los productos transportados. Todos
ellos cuentan con abogados particulares, señaló la representación pública. No
afirmó la existencia de hecho punible y se reservó el derecho a tomar
decisiones al cabo de la verificación de los cargamentos. De hecho, el
contrabando aún no fue criminalizado por las normas del país y ante una
eventual imputación, los responsables podrían responder al proceso con el
beneficio de medidas menos gravosas a la prisión. Lo que quedó claro con el
proceder de los paseros que se manifestaban, es que los controles aduaneros en
la cabecera del Puente de la Amistad deben ser reforzados o al menos que los
funcionarios hagan en serio su trabajo. El hecho molestó a las autoridades
aduaneras del país que, una vez más, cuyo control fue vulnerado aparentemente
por los comerciantes.

Fuente -> http://www.laclave.com.py