Fiscala dice que ya no es parte de equipo, pero sigue como asistente – Nacionales

0
139

Ayer trascendió que la fiscala Palacios es esposa del comisario Juan José Ortiz, encargado de la Comisaría 3ª de Pedro Juan Caballero, que cubre el perímetro de la penitenciaría de la capital del Amambay. Esto puso en duda la objetividad de la investigación inicial por parte del Ministerio Público, dado que se sospecha que también hubo complicidad de la Policía en la fuga de 75 presos del presidio el pasado domingo.

La agente conversó este viernes con radio ABC Cardinal y manifestó estar muy tranquila con su actuación inicial tras conocerse el escape masivo de la cárcel. Además, explicó que desde el martes pasado, 21 de enero, ya no forma parte del equipo de trabajo de la Fiscalía que investiga la fuga.

Lea más: Fiscala Reinalda Palacios es esposa del comisario de la zona del penal de PJC

Palacios agregó que ahora ella figura como coadyuvante en la investigación, cumpliendo funciones de asistente. “Yo intervine en el caso de la fuga porque estaba de turno. Ahora quedé como coadyuvante, es decir, ahora realizo tareas secundarias”, explicó.

Detalló que ella estuvo a cargo el domingo de mañana de las diez unidades que tiene el Ministerio Público en Pedro Juan Caballero y lamentó haber coincidido en el turno con su esposo, el comisario Ortiz.

“La Fiscalía de Pedro Juan tiene siete unidades, más tres especializadas. Son 10 unidades, tenía a mi cargo esas 10 unidades. La recarga de trabajo es muy grande y uno solo hace lo que tiene que hacer”, sostuvo.

Palacios insistió en que las decisiones posteriores dentro de la investigación fueron tomadas por el equipo de trabajo que ya fue asignado por Fiscalía tras conocerse el escape masivo. Parte de este grupo lo conforman las fiscalas María Irene Álvarez y Fabiola Molas.

Lea más: Allanan casa de exjefe de seguridad de la cárcel que sería aliado del PCC

“Lastimosamente, coincidimos en el turno, tanto en este como en otras ocasiones. Los fiscales seguro van a tener en cuenta en todo esto. Yo ya no soy parte de ese equipo de investigación. Desde el 21, mi tarea es hacer solo trabajos secundarios: llevar notas a algún lugar, algo que por la premura del tiempo no pueden hacer ellos”, sostuvo.

En relación a su marido, dijo que él está “tranquilo” pero preocupado por las publicaciones periodísticas. Confesó además que el hecho le afecta en el seno familiar, por más de que esté segura de que hizo bien su trabajo. “Con mi intervención estoy tranquila, hice todo lo que estuvo a mi alcance. Cuando te toca tu vida privada no deja de afectarte. Estoy sometida a mis superiores y estoy segura de que mi esposo va a estar sometido a las autoridades”, concluyó.

Ayer, el abogado penalista José Casañas Levi señaló que desde el punto de vista legal hay muy pocas causales de inhibición del Ministerio Público.

“Ahora, como el fiscal tiene que hacer una investigación objetiva, no se podría descartar que eventualmente haya complicidad de órganos policiales. Yo creo que sí debería apartarse, pero esa es una opinión mía. Lo lógico sería que en una situación como esta la Policía de la zona también sea investigada, porque es un conflicto importante”, expresó en relación al caso.

Fuente -> http://www.abc.com.py