Empresario hindú con antecedentes por piratería y varias denuncias por estafa

0
9

El prepotente e irresponsable empresario hindú, Hamza Karin Damani, uno de los propietarios del shopping Mina India de Ciudad del Este, quien protagonizó un doble accidente en aparente estado de ebriedad y luego huyó del sitio como si nada, además estaría afrontando varias denuncias por estafa tras haber expedido cheques sin fondo y, como si fuera poco, iniciaron una demanda en su contra por no querer pagar ni abandonar un lujoso apartamento que alquila en la capital del país. En el sistema informático de la Policía Nacional figura como buscado por una causa de violación de ley de marcas (piratería), pero llamativamente en los registros del Ministerio Público su nombre está limpio.

Según el sistema informático de la Policía, el empresario hindú, cuenta con orden de captura por un hecho de violación de ley de marcas.

El potentado
empresario, denunciado por varios hechos de estafa en la capital del país,
aparentemente logra burlarse de la justicia a platazo limpio. El mismo cometió
un grave accidente en la capital del país huyó del sitio como si nada. Asimismo,
varias personas lo denunciaron por hechos de estafa y ante la poca o nula
acción judicial decidieron manifestarse escrachándole con pasacalles y a través
de las redes sociales.

LLAMATIVO

Este medio de
comunicación accedió a documentos del sistema informático de la Policía
Nacional donde figura que Hamza Karin Damani con orden de captura por un
supuesto hecho de violación de ley de marcas (piratería) del año 2013, pero
sugestivamente en los registros del Ministerio Público el hombre está limpio.

Al parecer, el
empresario hindú logró borrar todos sus antecedentes penales y policiales
desembolsando mucho dinero. 

DE OFICIO

Una vez más, en
el Ministerio Público mantienen un silencio cómplice a pesar de tener la
potestad y la obligación de abrir una investigación de oficio, teniendo en
cuenta que este tipo de personas es un peligro para la sociedad, ya que conduce
su lujosa camioneta en aparente estado de ebriedad e incluso bajo presuntos
efectos de alguna droga. El debía ser procesado por varios hechos tales como,
como omisión de auxilio, obstrucción al resarcimiento de daños ocasionados en
accidente de tránsito y exposición al peligro en el tránsito terrestre.

Fuente -> http://www.laclave.com.py