El gran despilfarro en Diputados es otra burla a la ciudadanía

0
0

Si es que existe recesión o crisis económica en el Paraguay, tal como lo señalan muchos economistas y lo denuncian muchos trabajadores y empresarios, los miembros de la Cámara de Diputados no se han enterado, ya que siguen dilapidando el dinero público como si pertenecieran a algún rico país europeo o naciones con cuencas petrolíferas.Tan solo en gastos de viáticos para financiar unos 50 viajes realizados por el mundo en siete meses, desde enero a julio del corriente año los legisladores paraguayos han despilfarrado 360 millones de guaraníes, según un informe dado a conocer ayer por este diario.Para muchos legisladores, el Congreso es visto como una gran agencia de viajes que les permite recorrer el mundo con dinero pagado por los contribuyentes. Para el efecto, buscan detectar la realización de conferencias, ferias, seminarios o congresos en algún lugar exótico del mundo sobre temas que en muchos casos no tienen nada que ver con la función legislativa, consiguen que los organizadores les hagan llegar una invitación oficial y rápidamente logran que el Congreso les pague los pasajes y que les conceda jugosos viáticos.Uno de los casos llamativos que reveló una publicación de este diario en su edición del domingo último es el de los diputados liberales Carlos Silva, Sergio Rojas, Hugo Capurro y el diputado colorado Rubén Balbuena, quienes viajaron a Frankfurt, Alemania, para participar de la Feria de Equipamiento, Envasado y Venta de Carne, en un tour que costó 91.435.000 guaraníes al erario público, ya que llevaron viáticos de 10.858.750 guaraníes cada uno y el Congreso tuvo que abonar los pasajes aéreos, aproximadamente 12 millones por cada uno de los viajeros.La actividad, específicamente de carácter técnico, no tenía nada que ver con las actividades de los parlamentarios, ya que incluía tópicos como la matanza de animales vacunos, desmembramiento, procesamiento de productos cárnicos, pesaje, llenado y envasado, refrigeración, almacenamiento, transporte y venta, entre otros. Cuesta entender qué hacían los diputados en dicho congreso, salvo que pretendan aplicar los mismos procedimientos de la carnicería a la elaboración de las leyes.Otro caso muy singular fue el de los diputados colorados Roque Sarubbi y Miguel del Puerto, quienes asistieron oficialmente en nombre del Poder Legislativo a un congreso de cardiología en Rosario, Argentina, llevando cada uno viáticos de 7.620.000 guaraníes del erario público, además de lograr que se les paguen los pasajes aéreos. Ambos legisladores son médicos de profesión, así que se puede suponer que fueron a recibir capacitación y a hacer contactos para sus oficios particulares utilizando el dinero del pueblo, sin que ello tenga nada que ver con su función legislativa, Son muy escasos los políticos que rinden cuentas de los fondos que obtienen para sus viajes y que devuelven parte de los viáticos que no llegaron a usar.En momentos en que se discute el Presupuesto General de Gastos para el 2020 con propuestas y pedidos de fuertes recortes en gastos sociales y en áreas vitales para la población más humilde, como la salud y la educación, el gran despilfarro en la Cámara Baja constituye una nueva burla para la ciudadanía.

Fuente -> http://www.ultimahora.com