El fosfano en Venus podría ser un error de medición

0
25

El pasado 14 de septiembre, los medios de comunicación se hacían eco de un hallazgo impactante: el telescopio ALMA en Chile (el más potente del que disponemos) había realizado la detección de un biomarcador, es decir, una molécula cuya presencia se relaciona con la existencia de vida microbiana. Se trataba del fosfano o fosfina (PH3) que, en la Tierra, es excretado por microorganismos en ambientes libres de oxígeno. 

La detección maravilló rápidamente al público general. Pero los descubrimientos científicos, especialmente los de tal calibre, requieren mucho tiempo y, sobre todo, múltiples e inequívocas comprobaciones para establecer su solidez. Ya por entonces, el astrónomo del proyecto ALMA Sergio Martín, entrevistado por MUY INTERESANTE, advirtió de que la detección se había producido “al límite de la capacidad de nuestro telescopio más potente” y nos llamaba a ser cautos, dado que aún podría haberse producido “algún error tecnológico en la detección”. 

Pues bien; el 26 de octubre, un estudio científico con un titular muy claro y directo (No phosphine in the atmosphere of Venus o ‘No hay fosfina en la atmósfera de Venus’) veía la luz en la plataforma de prepublicación Arxiv.org. Para los comunicadores científicos, los artículos en fase de prepublicación o preprint requieren un cuidadoso tratamiento: significa que todavía no han terminado de cumplir todos los requisitos previstos para ser considerados aptos para la publicación por una revista científica. Es decir, deben ser revisados por pares (profesionales equivalentes a los que firman el estudio) y esta revisión por pares debe ser ‘doble ciego’ (anónimamente, sin intereses profesionales o personales de por medio en una y en otra dirección).

Una vez aclarado esto, pasemos a repasar qué dice el nuevo estudio, firmado por Gerónimo Villanueva como autor principal de entre otros veintiséis investigadores. El informe explica cómo la aparente detección de fosfina, a través de observaciones de radio de ondas milimétricas (a las que llama G2020) “no es compatible con nuestros análisis de datos”. 

Fuente -> https://www.muyinteresante.es