Detienen a alumno de la UNINTER que hackeó sistema y alteró calificaciones

0
2


Agentes de la comisaría 4ª de Ciudad del Este detuvieron a un   brasileño, estudiante del segundo año de medicina de la Universidad Internacional Tres Fronteras (UNINTER), acusado de manipular el sistema informático y como arte de magia lograba alterar las calificaciones de los alumnos de la institución. Según los datos, el detenido cobraba entre 500 y 1.000 dólares por el “servicio”. Este caso desnuda la vulnerabilidad de los métodos de control de las evaluaciones de los estudiantes de la referida universidad privada y, por sobre todo, pone en duda el nivel de preparación de los egresados. El procedimiento se llevó a cabo el miércoles, alrededor de las 17:00, en el predio de la casa de estudios, ubicada sobre la calle Coronel Abdón Palacios c/ Cnel. Alfredo Ramos de esta ciudad.

Fachada de la Universidad Tres Fronteras, ubicada sobre la calle Coronel Abdón Palacios c/ Cnel. Alfredo Ramos de Ciudad del Este.

Se trata de Oswaldo
Rodrigues Moutinho Junior, brasileño, de 23 años, alumno del segundo año de la
carrera de medicina de la citada universidad, domiciliado en el barrio Pablo
Rojas. El mismo fue detenido por los agentes policiales, tras ser denunciado
por los directivos de la institución por un caso de presunto delito
informático.

De alguna manera, el extranjero logró ingresar al sistema informático Maxsoft de la facultad y tenía acceso a las calificaciones de todos los alumnos. Según la denuncia, el brasileño empezó a adulterar las notas de los alumnos perezosos y que no querían estudiar y, por supuesto, tenían solvencia económica para pagar por el servicio.

Oswaldo Rodrigues Moutinho Junior, detenido.

500 y 1.000
DÓLARES

El “trabajo” de
manipulación y adulteración de las calificaciones, supuestamente, costaba a
cada interesado entre 500 y 1.000 dólares, dependiendo de la materia, es decir,
cuanto más cara la carrera, más elevado era el precio.

Este grave hecho,
descubierto recién ahora, pone en duda el nivel de preparación de los egresados
de dicha casa de estudios y debe poner en alerta de las entidades, como el
Consejo Nacional de Educación Superior (CONES), cuya misión es proponer y
coordinar políticas que garanticen una educación superior de calidad para todos
los habitantes del país, y la Agencia Nacional de Evaluación y Acreditación de
la Educación Superior (ANEAES), encargada de verificar, evaluar y acreditar las
universidades privadas. Ambas instituciones deben, de forma urgente, investigar
hasta qué punto las calificaciones de los miles de alumnos fueron adulteradas.

La agente fiscal
de turno, Carolina Rosa Gadea, tomó intervención en el caso y dispuso la
remisión del aprehendido a la Dirección de Policía del Alto Paraná, donde está a
disposición del juzgado.

Fuente -> http://www.laclave.com.py