Continua subida del río Paraguay trae de nuevo a fantasmas de 1983

0
6

Moradores de otros barrios ribereños también coinciden en que, dependiendo de la zona, solo faltan cuadras para que el agua avance hasta las mismas áreas anegadas de hace 36 años en la capital. El pico histórico del río Paraguay en Asunción fue hace poco más de tres décadas y media. En ese entonces la elevación se posicionó en los 9 metros, de acuerdo a los registros de la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP). Los recuerdos fantasmales de aquel entonces están presentes en la memoria de los antiguos pobladores. Sobre todo con el sonido de las continuas lluvias que no colaboran para que el agua deje de fluir hacia sus viviendas. “La diferencia sería media cuadra, desde donde empieza la pendiente, para que llegue a la misma altura que cuando estaba a 9 metros el río”, recuerda Gladys Benítez, refiriéndose a la calle Bartolomé Coronel y De la Residenta, barrio Varadero. En el área céntrica, la inundación clausuró parte de la calle Stella Maris. Las personas de dicha zona recuerdan que en la década del 80 la crecida avanzó hasta Presidente Franco y Colón, distante a 400 metros aproximadamente de la arteria anegada. Factor humano. El nivel al que llegó el río, hace más de tres décadas, fue de 1,50 metros más sobre la cota actual, de 7,54 metros, pero el impacto es mucho mayor por la emergencia nacional ante la cantidad de personas damnificadas, considera el ingeniero Roger Monte Domeq, especialista en hidrología. “Las crecidas son mucho más repetidas en los últimos años y uno de los factores podría ser el masivo desmonte que registra el país”, concluye. Son cerca de 65.000 las familias afectadas por el fenómeno meteorológico en los 14 departamentos, según reporte de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN). En el caso de Asunción, los hogares desplazados suman más de 14.823 viviendas. Dentro del grupo de personas afectadas existen más de 13.500 menores de 14 años y 778 mujeres embarazadas, de acuerdo con los últimos informes de la Comuna local. Alimentos, más sanitarios y materiales para reforzar las improvisadas casas hechas de carpas y terciadas son los pedidos frecuentes que se escuchan, en medio del hacinamiento, en los refugios transitorios de Asunción. Embed Alquilamos una canoa temporalmente para salir todos los días de nuestra vivienda que está en el agua. Ángela González, barrio Santa Ana. El nivel actual del río es menor al alcanzado en 1983, pero el daño es mayor por la cantidad de familias afectadas. Roger Monte Domeq, especialista en Hidrología. 65.000 es la cantidad de familias afectadas por la crecida del río Paraguay, en 14 departamentos del país.

Fuente -> http://www.ultimahora.com

Comentarios de Facebook