Comisión asesora de Itaipú empieza sus sesiones mañana

0
0

Mañana, a las 11.00, en el salón de actos del Ministerio de Relaciones Exteriores (MRE), se realizará la primera reunión de la comisión asesora para la renegociación del Anexo C del Tratado de Itaipú. Están invitados 32 ciudadanos paraguayos para dar sus pareceres sobre lo que debería plantear el Gobierno paraguayo en las conversaciones con los brasileños. Los asesores no percibirán remuneración y ejercerán sus funciones en carácter ad honórem. Igualmente, fueron invitados los presidentes de las comisiones de Relaciones Exteriores de las cámaras de Diputados y Senadores.Antonio Rivas, canciller nacional, destacó que el presidente Mario Abdo Benítez tomó la decisión de establecer este equipo, el cual tendrá una composición amplia, pluralista y multidisciplinaria. Su fin será emitir opiniones técnicas sobre los distintos aspectos que abarca el proceso de negociación, tales como el energético, el político y el jurídico, enfatizó.La coordinación propondrá la creación de cuatro subcomisiones: a) Asuntos energéticos, b) Asuntos económico-financieros, c) Asuntos político-estratégicos, y d) Asuntos jurídicos. Vale recordar que el economista estadounidense Jeffrey Sachs había sido seleccionado como el primer asesor del Gobierno.EXPERIENCIA. Victorio Oxilia, ex secretario de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade), forma parte de la comisión y manifestó que buscará aportar su experiencia para que el equipo pueda debatir sobre lo que más le conviene al Estado paraguayo. Precisó que, en el pasado, elaboró su tesis de PhD donde se desarrolló el caso de Itaipú como implementación de un paradigma de integración energética centrado en los Estados, contraponiéndose con modelos neoliberales de otros proyectos, tales como gasoductos internacionales en la región.Añadió que sus vivencias en la Olade también serán de mucha ayuda, pues al ser la máxima autoridad tuvo que tratar con ministros de energía de 27 países y a llevar a buen puerto la organización en tiempos de crisis. Finalmente, como investigador de la Facultad Politécnica de la UNA, indicó que abordó la gobernanza de recursos naturales y energía en procesos de integración energética y política energética.Añadió que será fundamental tener en cuenta el enfoque de la geopolítica regional de la energía, las lecciones aprendidas de las negociaciones en las entidades binacionales y los análisis sobre política energética, integración energética y uso de nuestra energía para transporte y generación de empleos.Analistas de diferentes ámbitos forman parte de la nóminaReferentes de los ámbitos político, económico, social y académico integran la comisión asesora, con el fin de llevar un debate que termine confeccionando una hoja de ruta consensuada.Entre ellos se destacan los analistas económicos Fernando Masi, Alberto Acosta Garbarino, Lea Giménez, Ricardo Rodríguez Silguero y Manuel Ferreira, entro otros. La comitiva política la componen Carlos Mateo Balmelli, Leila Rachid, Mario Paz Castaing, Federico Franco, Efraín Enriquez Gamón, José Félix Fernández Estigarribia y Hugo Estigarribia, más otros nombres.El sector técnico está representado por Guillermo López Flores, Ángel Recalde, Héctor Richer, Víctor Romero, Mercedes Canese y Victorio Oxilia, entre otros invitados.¿Bajar tarifa o tener más ingresos?El Anexo C del Tratado de Itaipú, que cumple 50 años de vigencia en el 2023, estipula las bases financieras de la entidad, entre las cuales sobresale el costo del servicio de electricidad (tarifa). Para sacar el monto se incluyen los diversos gastos que tiene la binacional dentro de su presupuesto y la deuda es la principal erogación en la actualidad, dado que representa un pago anual de USD 2.000 millones.Cuando el pasivo se cancele (sería a finales del 2022 o principios del 2023), la tarifa de Itaipú bajará considerablemente. Algunos sectores indican que convendría mantener el precio actual de Itaipú para seguir recaudando los USD 2.000 millones al año, pero destinar USD 1.000 millones (la mitad) a Paraguay y Brasil, cada uno. Para que sea posible, ambos países deberán ponerse de acuerdo en agregar un nuevo componente de gasto a la tarifa. Otros sectores creen más interesante reducir la tarifa y así bajarán también los precios de la ANDE.

Fuente -> http://www.ultimahora.com