Cocina gourmet desde un centro penitenciario

0
19

Erika O’Higgins, de 38 años de edad, cumple con una condena de cinco años en el Centro Penitenciario de Mujeres Hogar Nueva Oportunidad, un penal con semilibertad. Montó un comedor en el lugar, con un menú excéntrico y peculiar, que va desde zapallitos rellenos, costilla de cerdo a la miel y lomito a la pimienta. Erika O´Higgins Erika sueña con tener algún día su propio restaurante. Foto: Ministerio de Justicia. O’Higgins comentó que la cocina se encuentra en funcionamiento desde hace ya un año y medio. “Entré presa y ahora soy chef. Comencé como un hobby, con pizzas caseras para las internas y funcionarios, pero pronto levanté pedidos”, señaló Erika. Lea también: Reclusas serán capacitadas tras las rejas Si bien Erika proviene de una familia de clase media y con un título universitario en Ingeniería Comercial, al caer en reclusión tuvo que comenzar de cero, pero expresó que cuenta con el apoyo de su madre y hermano. Erika decidió seguir la capacitación a través del Ministerio de Justicia que busca lograr la reinserción laboral de los reclusos en la sociedad. Culminó todos los módulos ofrecidos por el Instituto de Gastronomía IGA, llegando a convertirse en una chef profesional. Le puede interesar: Reclusos expusieron manualidades aprendidas en penal de Villarrica Además, indicó que ya cuenta con un servicio de delivery, que inició en conjunto con una amiga quien recuperó su libertad. Así mismo, señaló que sueña con tener un restaurante luego de salir del reclusorio; como también contar con la presencia de la vedette argentina, Moria Casán, con quien compartió celda en la penitenciaría de Buen Pastor. “Sé que podré pasar página y empezar de nuevo en mi propio restaurante Lué, ayudada de mamá que se dedicó de siempre a esto”, expresó.

Fuente -> http://www.ultimahora.com