Camposantos abren oficialmente hoy y mañana

0
23

El despliegue de colores de flores, paños, velas y sobre todo el bullicio vuelven en los puestos de ventas en zona de los cementerios municipales de Asunción. En el caso del Camposanto del Este, luego de ocho largos meses los vendedores volvieron al sitio en el que estuvieron de manera interrumpida por varias décadas. “Durante todo este tiempo que se cerró el cementerio vivimos de colaboraciones. Fue realmente un caos, nunca nos pasó algo así. Esperamos tener buenas ventas en estos dos días, por lo menos para pagar la cuenta”, expresa acongojada doña Ángela Mora desde su puesto en el Cementerio del Este. A desempolvar. Doña Ángela, al igual que sus compañeros comerciantes, está de vuelta desde ayer por el sitio para realizar limpiezas y poner a punto su local para la jornada de hoy y mañana en que los portones volverán a abrirse oficialmente. A sus 73 años, la mujer se muestra con bastante vitalidad para seguir acudiendo a su puesto de trabajo. Tal como lo hace más de tres décadas. En principio, los camposantos municipales de la capital como de otras ciudades abrirán sus puertas al público solo por estas fechas del 1 y 2 de noviembre en que se recuerda el Día de Todos los Santos y el Día de los Difuntos, respectivamente. Los administradores de estos lugares afirmaron que a partir de esta apertura se analizará si es viable volver a abrir de manera permanente los portones. Persistencia Don Luciano Martínez prácticamente creció en el puesto de venta de flores de su madre en la calle Yegros, frente al Cementerio del Sur. Ahora es él quien dirige el pequeño comercio con la ayuda de sus hijos. Sentado frente a su máquina para elaborar cruces de hierro, mármol y madera comenta que logró tener un ingreso durante el periodo de cuarentena gracias a dichas fabricaciones que realiza por pedido. “Tengo mi cartel con mi número y la gente me llama o se queda a comprar”, afirma mientras termina de tallar una cruz de madera que luego pondrá en un exhibidor. Las flores en cambio recién desde ayer volvieron a ser un poco más solicitadas. “Ni siquiera podía traer mucho porque no se vendía y se me marchitaban todas”. Con insistencia expresa la alta necesidad de que los cementerios vuelvan a abrir sus puertas de manera diaria. “La gente para visita no viene a aglomerarse, como puede darse en un sepelio, porque se distribuyen en distintas partes. El Cementerio del Sur tiene nueve manzanas. Es bastante amplio”. Al igual que don Luciano, varios comerciantes también solicitan la apertura permanente. De las visitas dependen para lograr un repunte en las ventas que se vieron afectadas por la pandemia.

Fuente -> http://www.ultimahora.com