Campaña pone en foco la violencia de género digital

0
32

Tamara Celanotce[email protected] Cómo identificar la violencia de género digital, dónde recurrir, cuáles son los tipos, qué medidas tomar y qué contempla la legislación nacional y la experiencia a nivel regional en derechos humanos. Lo citado son algunos de los puntos abordados en la campaña de Violencia de Género Digital, impulsada por Tedic, a través de la plataforma www.violenciadigital.tedic.org. Como implicancias de violencia de género en línea, la campaña señala que puede producir diversos efectos tanto a nivel personal como social. Personal en cuanto a las afectaciones físicas y psíquicas que inciden en la vida de la persona que padece la violencia; y social en cuanto a que pueden provocar que las mujeres se autocensuren y se abstengan de hablar libremente, creando una restricción de su capacidad de presencia en los diversos movimientos y comunidades de activismo. “Estas situaciones limitan el grado de participación de las mujeres en debates de interés público, proceso de toma de decisiones, y perpetúa la manera en la que se construyen los espacios de ciudadanía digital: En base a la exclusión de las mujeres y otros grupos minoritarios”, refiere la abogada Paloma Lara Castro, de Tedic. En la práctica legal En Paraguay la ley 5777 de Protección integral a las mujeres contra toda forma de Violencia, contempla la violencia telemática, en la que se consigna la difusión o publicación de mensajes, fotografías, audios, videos que afecten la dignidad o intimidad de las mujeres a través de las actuales tecnologías de información y comunicación, incluido el uso de estos medios para promover la cosificación, sumisión o explotación de la mujer. Este hecho fue un avance en cuanto a la violencia de género digital, destaca Lara Castro, al momento que señala que su definición es aún incompleta. “Se enfoca únicamente en la difusión de imágenes no consensuadas y la exposición por los medios de comunicación”, añade. Y agrega que se deja de lado “el acoso en línea, las amenazas, el seguimiento y acceso, las expresiones discriminatorias, el descrédito, el acceso no autorizado, la suplantación/robo de identidad, el abuso y la explotación sexual relacionados con las tecnologías, hechos que afectan los canales de expresión y omisiones de los actores con poder regulatorio”. En el terrero legal según refiere Lara Castro, las violaciones a derechos de las mujeres ocurridas en espacios digitales, además de no ser reconocidas en su totalidad, resultan en una negativa sistemática de justicia en el Poder Judicial, una realidad que ve con preocupación. Y enfatiza que incluso con la legislación preexistente a la ley 5777, como la legislación penal y los tratados internacionales de derechos humanos, no se logró que se aplique la ley de igual forma en el tratamiento de la violencia ocurrida en los espacios digitales. “A pesar de que las acciones se subsuman en los tipos legales ya existentes, como es el caso del acoso sexual reconocido en el artículo 133 del Código Penal Paraguayo. La omisión de parte del Estado de debidos procesos, leyes y mecanismos de defensa frente a las violaciones de derechos humanos en la Internet, violencia en la Internet, o crímenes realizados desde el entorno digital, contradice al derecho de acceso a una justicia con enfoque de género”, enfatiza. Sobre la campaña En www.violenciadigital.tedic.org se centraliza y profundiza toda la información, en formato scroll, con ilustraciones y colores llamativos que facilitan la experiencia de lectura. También tienen prevista webinars con expertos a nivel regional y actividades. En ese marco mañana a las 19:00, Paloma Lara Castro, participará de un live de Amnistía Internacional en Instagram. Impactos en las víctimasExisten varias consecuencias para las víctimas de violencia digital.Impacto físico: Sudoración, dolor de distintas partes del cuerpo cabeza, espalda, estómago, pérdida o exceso de apetito, tensión, llanto, angustia.Impacto emocional: Estrés, angustia, ira, enojo, miedo, impotencia, frustración, depresión, paranoia, cansancio y confusión.Impactos varios: Temor a salir y exponerse, autolimitación de movilidad, abandono de las tecnologías, autocensura, sensación de constante monitoreo y vigilancia.

Fuente -> http://www.ultimahora.com