Buses chatarras siguen castigando a usuarios del transporte público

0
7


Los buses chatarras gozan de buena salud en Ciudad del Este. Los usuarios siguen siendo castigados por el pésimo estado en que se encuentran los vehículos de transporte público que prestan servicio en la capital departamental. Casi a diario se observan buses que quedan varados a un costado de la calle a causa de algún desperfecto mecánico. Pese a los anuncios de la Municipalidad local  de que saldrán a la casa de los vehículos en mal estado, el problema sigue sin subsanarse.

Los buses chatarras siguen circulando tranquilamente por las calles de CDE.  

Es común ver buses del transporte público descompuestos a un costado de las
rutas, dejando a pie a los usuarios, quienes como consecuencia llegan tarde a
sus lugares de trabajo o a sus viviendas. Las empresas que prestan el servicio
urbano en Ciudad del Este son: Ciudad Jardín, 3 de Febrero, Alto Paraná
Transportes, Acaraymi S.A., Mburucuya S.A. y Mburucuyá Poty S.R.L., y la mayor
parte de sus unidades son rodados viejos que constantemente sufren desperfectos
mecánicos.

Los usuarios también se quejan de que se siguen utilizando los molinetes,
pese a que su uso está prohibido por ordenanza. Igualmente, soportan la falta
de incumplimiento en la frecuencia, dado que deben esperar casi una hora por un
bus. Asimismo, se incumple con el itinerario, sobre todo en las calles
vecinales, lamentan los pasajeros.

Pese a que desde la Municipalidad local se anunció una cacería contra los
buses chatarras y el incumplimiento de la frecuencia e itinerario, se sigue
soportando la misma situación que la registrada durante la administración de
Sandra McLeod de Zacarías.

El director de la división de Transporte Público de la comuna, Nilson
Acosta, afirmó que se hará que las empresas cumplan con lo que les exige el
contrato, y para ello se llevaron a cabo números controles, pero aún no se
observa mejoría a cuatro meses de la asunción del intendente Miguel Prieto.

«Es una de las
directrices de esta administración. Queremos constatar todas las
documentaciones respectivas, si cuentan con la habilitación de los vehículos,
si los choferes tienen todas las documentaciones como el registro y seguro,
también estamos controlando el estado de los buses, entre chapería y el estado
de las cubiertas», había declarado Acosta al iniciar los controles a los
ómnibus, sin obtener resultados.

«No puede ser que en un
horario específico no haya más transporte público, la ciudadanía necesita de
este servicio, por lo que vamos a hacer respetar los contratos. Los
transportistas tendrán que adecuarse y cumplir el contrato firmado»,
expresó. En tanto, los empresarios siguen castigando a la ciudadanía con un
lamentable servicio.

Fuente -> http://www.laclave.com.py

Comentarios de Facebook