Lluvias persistirían en varios puntos del país – 780 AM

0
12

El camarista Arnaldo Martínez Prieto, enjuiciado ante el JEM por absolver a los condenados del caso Curuguaty, aclaró que no dejó su cargo por temor al Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados. Arnaldo Martínez Prieto, se retira del Poder Judicial luego de 29 años, fue uno de los camaristas que aceptó integrar la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia para resolver el recurso de Casación del polémico caso Curuguaty, sostiene que se retira al no contar con apoyo de la máxima instancia judicial. “El jurado está integrado por gente que no tiene la más pálida idea de lo que es el derecho, ellos obedecen a otro tipo de circunstancia, y nuestro país no está preparado para gente seria y desinteresada de algo que no le de beneficios. No me voy a someter. Me pueden destituir 80 veces pero eso me va a dignificar, no es por eso que me voy, lo hago porque la Corte no me protege”, afirmó Martínez Prieto. Esta semana se llevó a cabo la Audiencia Pública en el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, donde se presentaron los alegatos de cada una de las partes vinculadas al juicio del caso “Curuguaty”. Los camaristas enjuiciados y en representación del Ministerio Público el fiscal adjunto Marco Alcaraz. La fiscal general del Estado, Dra. Sandra Quiñonez, había presentado en agosto del año pasado una denuncia ante el jurado pidiendo la remoción de los tres camaristas que anularon la sentencia de la masacre en Curuguaty, Emiliano Rolón, Cristóbal Sánchez y el hoy renunciante Arnaldo Martínez Prieto por mal desempeño. Desde el Ministerio Público indicaron que los camaristas en el marco de un recurso de Casación y en total desconocimiento de las leyes absolvieron a los campesinos condenados por la masacre en Curuguaty. Los 11 campesinos fueron condenados por los hechos punibles de homicidio doloso, tentativa de homicidio, asociación criminal, lesión grave, invasión de inmuebles, entre otros, cuyas condenas fueron ratificadas por la Cámara de Apelaciones. La masacre se registró el 15 de junio del 2012, durante un enfrentamiento donde según la investigación del Ministerio Público los efectivos policiales fueron víctimas de una emboscada que derivó en la muerte de 11 campesinos y 6 agentes policiales, algunos de ellos recibieron entre 10 y 11 impactos de bala. Fuente: Judiciales.net

Fuente: www.780am.com.py

Comentarios de Facebook