“Ya no soy candidato, de balde me tirotean” – Nacionales

0
9

Este lunes, el presidente de la República realizó un recorrido por el departamento de Cordillera para inaugurar varias obras públicas. Una de ellas fue el tramo que une las ciudades de Tobatí y Eusebio Ayala, construido por el Gobierno a través del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

Además, el mandatario presidió en San Bernardino la inauguración de la Planta de Tratamiento Compacta Potabilizadora, construida a través de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap).

Otra de sus actividades fue la inauguración de 43 viviendas sociales del Programa Fonavis, Proyecto Comisión Pro-Vivienda San Miguel, que fueron construidas a través del Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat.

“Debate ideológico es obsoleto”

En la parte final de su recorrido, que fue en la ciudad de Tobatí, para la inauguración del pavimento, Mario Abdo Benítez brindó un discurso en el que dijo, entre muchas otras cosas, que el debate ideológico en la actualidad “es obsoleto” y que lo que se necesita hoy en día es creatividad “para solucionar los problemas de la gente y unir las fuerzas de una gran nación”.

Puntualizó que este lunes, traduciendo las obras en cifras, se habilitaron “más de G. 80.000 millones en el departamento de Cordillera”.

Si bien reconoció que falta mucho más, enfatizó que apenas lleva poco más de dos años de gobierno y resaltó que en este tiempo ya ha duplicado los kilómetros del gobierno que más tramos realizó en la era democrática, en referencia al de Horacio Cartes.

“El gobierno de Stroessner hizo 2.500 km de ruta pavimentada; el gobierno de la era democrática que más hizo es el de Cartes: 1.147 km de rutas asfaltadas en 5 años. Nosotros en dos años estamos duplicando al gobierno que más hizo en toda la era democrática”, expresó el Presidente.

“Podremos retirar toda nuestra energía”

En cuanto al tema energético, hizo énfasis en que “por primera vez en la historia podremos retirar toda nuestra energía tanto de Yacyretá como de Itaipú, con la inversión en la subestación de Yguazú y la línea de tensión de la margen derecha hasta la estación de Yguazú. “Hasta nuestro gobierno ningún otro hizo la inversión para retirar”, aseguró.

“Muchos hablaron de soberanía energética antes, pero ¿por qué no lo hicieron? Eso quiero que se pregunte el pueblo”, expresó Abdo Benítez.

El mandatario, acompañado por el ministro de Obras Públicas y autoridades locales, al momento de la inauguración de la ruta.“Los dos años más difíciles”

Lamentó que muchos de sus detractores quieran “construir desde la destrucción” y les recordó que él ya no se postulará a ningún cargo. “Yo ya no soy candidato a nada, de balde me tirotean. Ayúdenme a construir, no a mí, sino a la nación. Tuvimos seguramente los dos años más difíciles de los últimos 50 años”, recordó Abdo.

Subrayó que si se trata de medir la calidad de un gobierno por los problemas existentes “no habrá gobierno que esté bien, porque demasiados problemas tenemos. No hay gobierno que tenga la varita mágica para solucionar falta de inversión e inequidad en 5 años”, sostuvo.

“Es tiempo de rendir cuentas”

No obstante, también reconoció que ya no está en momento de hablar de discursos y promesas, sino que “ya es tiempo de rendir cuentas de qué es lo que hicimos”.

Aseguró que su trabajo se puede evaluar “con números que son auditables”.

Entre otros puntos, resaltó que Paraguay es el país “que menos impacto va a tener en toda su economía en todo el Mercosur. Algo hicimos bien, y gran parte del mérito es del MOPC, que mantuvo todas las obras funcionando”, señaló.

Comparó su trabajo con el tiempo pasado, comentando que antes “se adjudicaban las obras públicas y tardaban más en terminar, no era común terminar la obra dentro de su cronograma. Hoy, para nosotros, es común terminar obras antes de su cronograma”, destacó.

Insistió en que “es muy fácil dividir; lo difícil es unir”. Reconoció que muchas veces “uno tiene que morderse todo para no decir lo que uno siente, para no volver a dividir, sino para aguantar y unir a la nación”.

Favorecer la producción nacional

Enfatizó la importancia de darles prioridad a las empresas nacionales en la realización de obras para fortalecer la industria. “Antes, muchos decían que el paraguayo no tenía capacidad para grandes obras de envergadura, entonces muchos hacían pliegos de bases y condiciones que favorecían a empresas extranjeras. Y no estoy en contra de eso, pero que esas empresas extranjeras tengan arraigo en Paraguay y generen fuentes de trabajo. Nuestra obligación como política de Estado es favorecer la producción nacional, y eso no es un concepto de discriminación, sino tener una visión para fortalecer la industria nuestra que es la que te salva cuando hay crisis. ¿Qué hubiese pasado en la pandemia si no teníamos una cadena de producción y distribución de alimentos? Tenemos que fortalecer a los que invierten en este país”, se explayó el mandatario.

Mencionó que continuará respondiendo a las críticas “con trabajo y resultados”.

Recordó que su gobierno está construyendo “dos puentes internacionales por primera vez en la era democrática. Además, estamos reconstruyendo la ruta Transchaco”.

Fuente -> http://www.abc.com.py