Viceministro no se arriesga a calificar la calidad de la educación impartida en 2020 – Nacionales

0
20

El viceministro de Educación, Robert Cano, dijo que aún no se puede medir la calidad de la educación durante este año porque las evaluaciones se hacen de forma periódica a través del Sistema Nacional de Evaluación del Proceso Educativo (SNEPE), que es el que dará las estadísticas sobre este punto. Reconoció que fue un año difícil y que la meta del Ministerio de Educación fue evitar que los alumnos y docentes pierdan contacto. Defendió además las acciones del MEC en los meses marcados por la pandemia.

18 de diciembre de 2020 – 11:18

Ayer, María Laura Quiñónez Galeano, la mejor egresada del Colegio Nacional de la Capital (CNC), dijo que el aprendizaje durante este año fue irrelevante y que los estudiantes solo copiaron y entregaron tareas como formalismo, cuestionando así la calidad de la educación y el aprendizaje.

El viceministro de Educación, Robert Cano, opinó sobre el punto este viernes y dijo que respetaba lo dicho por la egresada, pero que consideraba que la suya, como en otros casos, fue una mala experiencia y dijo que conoce otros casos en donde los estudiantes sí celebraron por la educación recibida en medio de la pandemia.

“Lastimosamente le tomó una mala experiencia (a la estudiante). Fue un año complicado, atípico, difícil. La meta fue de mantener el contacto del estudiante con sus docentes. En ese sentido el objetivo se consiguió. Paraguay salió bien posicionado en un informe del Banco Mundial que salió hace un mes”, dijo Cano, dando así a entender que el ministerio cumplió con lo básico.

Lea más: Mejor egresada del CNC dice que en 2020 solo copiaron y entregaron tareas

En ese sentido, dijo que hubo muchas dificultades para las clases virtuales pero que, a pesar de ellas, se logró llevar adelante la educación en todos sus niveles. Explicó, por ejemplo, que los padres ni la mayoría de los docentes no estaban preparados para este tipo de enseñanza, la virtual.

“Yo entiendo que fue muy heterogénea la formación, pero es probable que esta niña haya tenido una mala experiencia. Se respeta lo que dice la joven (…) Vamos a socializar la experiencia buena y mala del 2020. Hay probable que esta niña haya tenido una mala experiencia, hay estudiantes que no la tuvieron”, remarcó Cano.

Para el viceministro, el principal desafío para la educación virtual fue la baja conectividad y disponibilidad de los equipos en las casas, especialmente las más humildes. Aseguró que esto fue solucionado parcialmente con teléfonos celulares y conexión por internet con estos dispositivos.

Tema relacionado: Petta adelanta que propondrá clases presenciales como opción en 2021

“Desde el 10 de marzo nosotros teníamos un conocimiento de la realidad, solo el 25% de los hogares tienen una computadora. Ahora seguramente, es más. Solo el 28% tenía fibra óptica o cable. Eso pudo restringir el acceso de las personas de extractos económicos más bajos. La telefonía celular fue la salida, sabemos que es incómodo. Es incómodo. El MEC hizo su esfuerzo, 800 maestros se sumaron voluntarios y elaboraron las clases (digitales) con un muy buen nivel”, añadió.

Finalmente, el viceministro sostuvo que las clases virtuales no podrían remplazar a las presenciales y que en 2021 se implementarán los dos formatos, lo que hará más complejo el sistema para dar clases.

“Educar es un acto colectivo, no es aislado, no es individual. La educación virtual no puede reemplazar a la presencial, la interacción con los compañeros, con los docentes. En 2021 pensamos buscar a los mejores docentes del Paraguay y pedirles que nos permitan que ellos den las clases en formato virtual, es una figura que se llama el docente nacional”, concluyó.

Fuente -> http://www.abc.com.py