Valenzuela insta a trabajar en las “graves deficiencias” de Asunción – Nacionales

0
21

En la Costanera de Asunción se realizó la automisa por la festividad de la Virgen de Caacupé. Monseñor Edmundo Valenzuela, quien ofició la celebración, centró su homilía en la necesidad de “crear una ciudad amigable” con el compromiso de las autoridades y de la ciudadanía.

08 de diciembre de 2020 – 09:24

Monseñor Edmundo Valenzuela, arzobispo metropolitano, ofició la automisa por el día de la Virgen de Caacupé que se celebró en la Costanera de Asunción. En su homilía ante la presencia de autoridades, subrayó la necesidad de “crear una ciudad amigable” y -en cuanto a lo religioso- centró en la solemnidad de la Inmaculada Concepción de María.

El líder religioso señaló que en la Biblia aparecen dos características que definen a Asunción. “Así de Babel como de Jerusalén. Por una parte, acusada de corrupción y violencia. Por otra, como la Jerusalén celestial, como el ambiente de perfección y de salvación para toda la humanidad”, expresó.

Lea más: La Virgen de Caacupé peregrina por Asunción para la automisa

Ante estas preocupaciones, Valenzuela manifestó que se reunió -en su momento- con el exintendente Mario Ferreiro y –recientemente- con el actual jefe comunal, Óscar Rodríguez. Monseñor enfatizó que el municipio capitalino debe tener una gestión administrativa que concilie el desarrollo urbano con las necesidades de los ciudadanos.

“El lord de la ciudad es el intendente, quien con su concejo municipal son los responsables ante la ciudadanía de la vida de sus habitantes”, resaltó.

En otro momento, el arzobispo metropolitano habló sobre la responsabilidad social. Indicó que la comunidad debe involucrarse en aspectos relacionados a Asunción. “Que nuestras actitudes como comunidad humana mejoren la ciudadanía en los valores de respeto, hospitalidad, tolerancia, sentido de pertenencia y de la colaboración solidaria, hagan surgir voluntarios y grupos de jóvenes deseosos de colaborar en los varios aspectos que hacen a la ciudad de Asunción”, expresó.

Asunción presenta áreas con graves deficiencias de infraestructura, de saneamiento, con problemas de inseguridad y violencia, aseguró Valenzuela. “Se la está reconstruyendo gradualmente y es tarea de todos que estemos dispuestos a colaborar y participar activamente de esta reconstrucción”, refirió.

En un llamado a los políticos, Valenzuela les pidió compromiso en la administración de los recursos. “Los medios necesarios para el buen funcionamiento de la administración provienen de los impuestos de los ciudadanos, pero también de las instituciones del Gobierno en el cumplimiento de sus deberes de abonar por los servicios municipales recibidos”, afirmó.

Lea más: Misa central de Caacupé, en silencio y con la explanada vacía

Siguiendo la línea de que Asunción necesita reconstruirse estructuralmente, el monseñor solicitó colaboración a los propietarios de edificios y supermercados en el trabajo de hermoseamiento del casco urbano y de las zonas cercanas a los mismos.

Respecto a las viviendas sociales que se proyectan construir en los bañados que rodean Asunción, el Arzobispo Metropolitano indicó que deben ser un modelo de interés social.

“Las viviendas sociales que se han prometido construir en los bañados que rodean a Asunción y que se encuentran en las costas del Río Paraguay –como un componente fundamental e imprescindible del Proyecto Franja Costera de Asunción- deberán ser un modelo de nuevos barrios de interés social”, manifestó.

Sobre la contaminación de los cauces hídricos que cruzan por todo el territorio de Asunción, Valenzuela volvió a recalcar la responsabilidad social para mantenerlos limpios. Igualmente, resaltó el proyecto municipal para el tratamiento de los desechos cloacales.

“Aprendamos a mantenerla limpia, que sus cauces hídricos no vean arrojadas basuras. En este sentido aplaudimos los emprendimientos de la municipalidad por la creación de plantas de saneamiento de aguas negras”, expresó.

En el final de su homilía, el líArzobispo Metropolitano, ofició la automisa por el día de la Virgen de Caacupé que se celebró en la Costanera de Asunción. En su homilía ante la presencia de autoridades, subrayó la necesidad de “crear una ciudad amigable” y -en cuanto a lo religioso- centró en la solemnidad de la Inmaculada Concepción de María.v

Fuente -> http://www.abc.com.py