Unos 1.300 donantes de sangre salvan vidas en casi dos meses, pero aún es insuficiente

0
39

El Banco de Sangre está ubicado en el segundo piso del IPS de Ciudad del Este.

En lo que va de este año, el Banco de Sangre de Ciudad del Este ya recibió a 1.300 donantes. Si bien esta cantidad es importante, no abastece a la población que la necesita, dijo la encargada del departamento, Magdalena Insfrán, quien lamentó la carencia aún existente sobre las donaciones y la importancia que debería de tener para todos. Instó a la ciudadanía a acudir al Instituto de Previsión Social (IPS) de la capital altoparanaense para realizar el estudio pertinente y así ser un donador.

“Ya tuvimos 1.300 donantes este 2021, y es una suma importante, solo que hay mucha utilización de sangre, y así como colectamos también se va”, informó Insfrán. Acotó que proveen a centros asistenciales de Hernandarias, Minga Guazú, Presidente Franco, entre otros, y que también hay pacientes que son derivados a ciudades más lejanas para sus cirugías, principalmente en el departamento Central, y que el Banco de Sangre, ubicado en el IPS de Ciudad del Este, abastece a esos pacientes. “Cirugías más importantes o complejas requieren al menos 16 donantes de sangre, y también enviamos si se necesita”, dijo.

Los profesionales tuvieron que suspender muchas colectas y charlas en lugares públicos e instituciones debido a la pandemia del Covid-19, por lo que, también registraron un descenso en las estadísticas. No obstante, Insfrán comentó que visualizan programas para concienciar a la ciudadanía y así lograr mayor cantidad de donantes, y así salvan vidas. Ante esto, recordó que “se hace una evaluación del donante, para saber si está en condiciones, ya que hay algunos factores que puedan impedir la donación, como anemia, alguna inyección aplicada recientemente, uso de antibióticos, y otros más (…) la calidad de la sangre depende de un buen donante”, sentenció.

“Hay mucha necesidad. El tema es que hay muchos donantes que realizan esta acción solo por los familiares que lo necesitan, y no porque es importante y hay gente fuera de su entorno que lo requiere para sobrevivir. Entonces solo apagamos el incendio y no podemos prevenir ya que es donante exigido. Todavía falta concienciación y compromiso de la comunidad”, manifestó.

Respecto a la carencia en donaciones acotó: “Nosotros dependemos directamente de la ciudadanía, necesitamos del brazo de la comunidad. Este es un programa de los dos, de la comunidad y el personal de salud”, finalizó.

Fuente -> http://www.laclave.com.py