Unesco destaca que 3 de cada 10 consideran año perdido en educación

0
29

Todos y todas sin excepción es el nuevo informe de Seguimiento de la educación en el mundo (Informe GEM), presentado ayer por la Unesco, que pide a los países de América Latina y el Caribe trabajar más por una inclusión en educación. Llaman igualmente a aplicar medidas urgentes para llegar a quienes se han quedado rezagados con la pandemia.“En el Paraguay, los padres de familia señalaron que la repercusión más seria de la pandemia en sus vidas era en la educación. Aproximadamente el 32% (3 de cada 10 familias) consideraba que, desde el punto de vista de la educación, 2020 sería un año perdido”, indica el documento. La Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (Orealc/Unesco Santiago) y el Laboratorio de Investigación e Innovación en Educación para América Latina y el Caribe – Summa también aportaron para el documento. Esta observación se desprende de una encuesta realizada por la Unicef este año, donde también apuntaban que solo un 22% de los estudiantes se conectan a una plataforma virtual para estudiar. Dan igualmente una serie de sugerencias para que la emergencia educativa no se convierta en un desastre generacional, como la necesidad de invertir y de reformar los sistemas educativos. El director de la organización Summa, Javier González, indica con preocupación cómo los países de la región prevén recortes en sus presupuestos para el curso lectivo siguiente. En el caso del Paraguay, para el 2021 se prevé un corte de casi G. 590.000 millones en el presupuesto del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), de acuerdo con el reporte oficial presentado por el titular de la cartera, Eduardo Petta, ante la Bicameral. MÁS INCLUSIÓN Entre sus consideraciones, el documento pide a los Estados fomentar políticas que eviten exclusión educativa de sectores como los pueblos indígenas, las personas con discapacidad y hacia lesbianas, gay, bisexuales y transgéneros. “Los alumnos que padecían mayores niveles de victimización eran como mínimo dos veces más propensos a faltar a la escuela”, lamentan desde las organizaciones. En otro punto, también destacan que la brecha de aprendizaje afecta más al cuartil más pobre en los sistemas educativos antes de la pandemia, frente al cuartil más rico. Estas brechas pueden acentuarse post Covid-19. 5 veces más posibilidades de terminar sus estudios tienen estudiantes ricos frente a los pobres en la región.64% de países solamente tienen educación inclusiva que abarca a múltiples grupos marginados en la región.

Fuente -> http://www.ultimahora.com