Unas 40 familias abandonaron inmueble tras intervención de comitiva fiscal-policial

0
27

La fiscal explicó a los invasores que el terreno figura a nombre de Ismael Ali Tarbine y exhortó a los mismos a no dejarse más engañar por avivados.

PRESIDENTE FRANCO. Unas 40 familias que invadieron una propiedad privada varios años atrás abandonaron ayer el inmueble. Retiraron sus precarias viviendas y pertenencias tras una larga conversación con la representante de la sociedad y los abogados. Sin embargo, apenas las autoridades se retiraron del sitio, los invasores volvieron a ingresar al terreno. El procedimiento se inició alrededor de las 09:00 en el km 9 de este municipio.

Un fuerte contingente policial (antimotines, montada y orden y seguridad) acompañó a la fiscal Denice Duarte y a la jueza Karina Frutos hasta el inmueble en cuestión para realizar el procedimiento. Según el Dirección de Registros Públicos, el terreno pertenece a un ciudadano libanés, identificado como Ismael Ali Tarbine, sin embargo, en el momento de la intervención aparecieron otros tres supuestos dueños, uno de ellos Sindulfo Brítez, un conocido invasor de inmuebles, quien refirió que supuestamente compró el terreno en el 2011 de Andrés Bogado, quien habría permitido que las familias ingresen al sitio. El proceso judicial fue iniciado por Tarbine, quien logró el despeje.

En ese sentido, los ocupantes sindicaron a unos dirigentes llamados Demetrio Otazú y a un tal Antonio “Puku”, que los engañaron para ingresar a la propiedad, además de concejales municipales. Así también acusaron al concejal municipal Roberto Brizuela y al intendente Roque Godoy de estar detrás del operativo, sin salvaguardar a la comunidad.

DOCUMENTOS

La fiscal que encabezó el operativo, Denice Duarte, explicó que el único dueño es Alí Tarbine, dado que presentó todos los documentos de la propiedad de un poco más de 8 hectáreas. Ante la Dirección Nacional de Registros Públicos el terreno está a su nombre. El procedimiento prosiguió sin inconvenientes y los invasores recogieron sus pertenencias y salieron del sitio.

VOLVIERON A ENTRAR

Apenas se retiró la comitiva judicial-policial, los invasores volvieron a entrar al terreno ajeno, lo que amerita una nueva intervención e incluso la detención de los ocupantes, recordando que la invasión de inmueble ajeno es un delito, penado por ley y que la propia Constitución Nacional garantiza la propiedad privada.

Fuente -> http://www.laclave.com.py