Una vez más, la Fiscalía llegó tarde a la boda

0
34

Los usuarios de las redes sociales, entre impresionados e indignados compartieron los videos en los que se veía y escuchaba a Fito Páez y Damas Gratis tocar en la boda de Blas Zapag (hijo) y Laura Pereira, en la que se habrían reunido varios cientos de personas en la noche del sábado.Para cuando llegó la Fiscalía, cerca de la medianoche, la mayoría de los invitados ya se había ido. No obstante, la fiscala Mirta Ortiz informó a Última Hora que ambos podrían ser procesados por violación del Decreto presidencial 4798, que establece medidas restrictivas para varios sectores, entre ellos el de eventos sociales y las actividades físicas, culturales y religiosas. Le puede interesar: Fiscalía interviene boda en quinta Zapag por presunta violación del protocolo sanitario La funcionaria explicó que, en un principio, se reportó que el evento contaba con una cantidad de 800 personas; y que habrían actuado dos reconocidos cantantes, Fito Páez y Pablo Lescano, líder y vocalista del grupo Damas Gratis. En la cuenta de Instagram @Elfarobodas fueron publicadas varias fotografías del casamiento, no así de la fastuosa celebración. De este modo se sabe que la boda religiosa se celebró en la Iglesia de Trinidad; que el vestido de Laura Pereira era un modelo de Javier Saiach, mientras que el traje del novio era de Boss, entre otros detalles. Lea más: Para Sequera, boda de Sol Cartes genera “sensación de inequidad y de injusticia” Son varias las bodas que ya fueron objeto de críticas por darse en tiempos de pandemia, y con festejos que no respetaron las leyes sanitarias. Una de ellas fue la de Sol Cartes y Patrick Bendlin, que derivó en un salida procesal rápida y una pequeña multa. Entérese más: Dan salida procesal a esposo de Sol Cartes con donación de G. 7.500.000 Para aquel evento, los invitados accedieron a test de Covid-19 para poder participar del festejo, mientras que cientos de personas no podían acceder a los test en el Sistema de Salud Pública, y se veían afectados también por las duras restricciones económicas, además de un sistema de salud deteriorado y sin los medicamentos y camas de hospitales necesarios. La multa por haberse excedido en más de 100 invitados y no respetar las recomendaciones sanitarias de distanciamiento, fue solo de G. 7.500.000 para Bendlin, al igual que para la organizadora Jessica Miralles. La cuarentena provocó una verdadera fiebre de bodas, a pesar de que había una explícita prohibición de aglomeración de personas. Esto sin dudas puso en apuros al Ministerio Público, institución que fue acusada de “favoritismo con los poderosos e implacable con los pobres”. Nota relacionada: Fiscalía imputa a pareja que se casó durante cuarentena total Uno de ellos fue el caso de la boda celebrada en abril en la ciudad de Luque, en la que agentes policiales llegaron hasta la casa donde se realizaba el encuentro y aprehendieron a todos los asistentes. Otro caso muy sonado en el que la presión social obligó al Ministerio Público a intervenir fue la boda entre Gabriel Esculies y Heidy Soledad Martínez, la pareja que se casó durante la cuarentena y cuyas imágenes se viralizaron en las redes sociales. Podría interesarle: Fiesta de bodas en plena cuarentena deja 14 detenidos, incluida la pareja Ocho personas fueron imputadas por el supuesto hecho de violación de la cuarentena sanitaria por el coronavirus, quienes estuvieron en la boda celebrada en la ciudad de Asunción el 25 de abril. Pese a las restricciones, se realizó aquella boda, con invitados, servicio de catering, maquilladora y más, y solo algunos contaban con tapabocas.

Fuente -> http://www.ultimahora.com