ÚLTIMAHORA cumple 47 años con una renovada dinámica periodística

0
13

Al calor de la entonces tradicional siesta paraguaya, el 8 de octubre de 1973, el grito de los canillitas anunciaba el nacimiento de un nuevo diario en el Paraguay. “¡Timoreee…!”, era la manera en que encontraron de vocear con mayor facilidad el nombre compuesto del periódico: ÚLTIMA HORA.Durante casi tres años, el diario apareció publicado en antiguas máquinas de linotipo, en las que se habían editado varios otros históricos periódicos desde principios del siglo XX, en el mismo histórico edificio de la calle Benjamín Constant 658, que anteriormente había sido sede de la Cervecería Nacional. El primer director fue el gran periodista Isaac Kostianovsky, más conocido como Kostia, quien asumió la función a pedido del propietario, el coronel Pablo Rojas. Las ediciones iniciales eran de 16 páginas en blanco y negro, tamaño tabloide, a un costo de 10 guaraníes el ejemplar. Como vespertino, ÚLTIMA HORA ofrecía la novedad de contener “las noticias del día en el día”. Kostia le imprimió un estilo fresco y desenfadado, con una redacción crítica y humorística en el editorial y en la sección “El Eco de la Noticia”. Fue el primer medio en traer un chiste gráfico en la tapa, obra del legendario caricaturista Fiorello Botti. En la contratapa incluía un breve poema, siempre cáustico, titulado “Verso-mi”, redactado por Kostia. En febrero de 1976, Última Hora dejó de salir, ante un enfrentamiento de su director con el ministro del Interior de la dictadura, Sabino Augusto Montanaro. En ese tiempo falleció el propietario, Pablo Rojas. Su hijo, el joven empresario Demetrio Rojas, se hizo cargo del diario como director, adquirió nuevas máquinas y en diciembre de 1976 volvió a editarse, ya en colores, con el moderno sistema offset. CLAUSURA Y APRESAMIENTOS. A Rojas le tocó sortear años más difíciles. En junio de 1979, la dictadura de Alfredo Stroessner dispuso la suspensión por 30 días de la circulación de Última Hora y La Tribuna, molesto por los titulares sobre el elevado precio de la nafta o la crítica situación de las familias humildes afectadas por la inundación. Cuando Última Hora volvió a editarse, los lectores formaban cola en la calle, frente a la sede del diario, para adquirir su ejemplar. En diciembre de 1982 se produjo otro momento particularmente difícil, cuando policías de Investigaciones irrumpieron en la Redacción para llevar detenido “por orden superior” al secretario de Redacción, Félix Humberto Paiva, primeramente, y luego al jefe de Redacción, Fernando Cazenave. El “delito” fue poner en portada un titular sobre la crítica situación de la ciudad de Pilar, denunciada por un sacerdote durante una visita del dictador Stroessner a dicha localidad sureña. CAMBIOS. ÚLTIMA HORA es quizás el diario paraguayo que con mayor constancia y dedicación fue incorporando los cambios que exigía la evolución del periodismo moderno, tanto en su constante transformación gráfica, como en la adopción de nuevas formas de procesar la información, con la llegada de la tecnología digital. En junio de 2003 ingresó como accionista mayoritario el empresario Antonio J. Vierci. Demetrio Rojas abandonó la dirección, luego de tres décadas. En diciembre de 2006 presentó el primer diario multimedia del Paraguay, y un año después presentó su nueva identidad ULTIMAHORA.COM, convirtiéndose en uno de los sitios periodísticos más visitados en internet en Paraguay. PANDEMIA. En esencia, Última Hora sigue siendo el mismo diario que hace 47 años salió a la calle para ofrecer a sus lectores información veraz y opinión crítica e independiente. “Estamos convencidos de que en una sociedad como la nuestra, además de ofrecer una información de calidad, toca a la prensa cumplir el rol de denunciar los abusos y ser un contralor del poder, el perro guardián de la democracia. Desde esa perspectiva, venimos insistiendo en el mejor periodismo de investigación, que ha permitido sacar a luz diversos casos de corrupción en ámbitos de la política y del poder público, transparentar procesos, urgir a que la Justicia actúe y envíe a la cárcel a quienes deben rendir cuentas. Ayudar a que haya más transparencia y menos impunidad”, afirma el actual director periodístico, Arnaldo Alegre. ÚLTIMA HORA es actualmente mucho más que el nombre ya legendario de un diario paraguayo, es un sello que inspira confianza en los lectores y en la sociedad, como garantía de buena información en distintos formatos. Es la continuidad de un antiguo compromiso que se renueva en la era digital, continuando el mismo trabajo desde la prensa por un Paraguay más libre, justo, digno y solidario.

Fuente -> http://www.ultimahora.com