Turba de vecinos “masacran” a presunto delincuente que acababa de robar un auto

0
15

Francisco Javier López Ruiz fue garroteado y luego entregado a la Policía tras robar un automóvil.

PRESIDENTE FRANCO. Un presunto robacoches que acababa de “levantar” un automóvil fue prácticamente “masacrado” por una turba de vecinos que luego lo entregaron a la Policía. Según los datos, en su alocada huida el marginal perdió el control y chocó contra otro rodado estacionado. Primero los vecinos pensaban que se trataba de un accidente común, hasta que llegó al lugar el dueño del auto que lo venía siguiendo y avisó a los presentes lo que pasó. Entonces el grupo se abalanzó sobre el marginal que supuestamente estaba armado y lo garrotearon hasta no poder más. La víctima refirió que dentro de su vehículo tenía G. 1.000.000, que desapareció, al igual que el arma que presuntamente portaba el marginal. El hecho ocurrió el miércoles, alrededor de las 18:00 y ayer cerca de las 18:00 el arma fue entregado a la sede policial por los vecinos que lincharon al marginal

El aprehendido es Francisco Javier López Ruiz, de 28 años, domiciliado en el km 8 Monday de Ciudad del Este. El mismo fue molido a golpes y luego entregado a los agentes de la subcomisaría 12ª de Presidente Franco. Según los datos, a la hora indicada la víctima, Lucas David Portillo Fretes, de 20 años, estacionó su automóvil Toyota, FunCargo, año 2000, color rojo, con chapa CDZ 687, frente a una despensa ubicada en el barrio Santa Inés de esta ciudad. Descendió e ingresó al lugar para realizar compras, dejando su rodado en marcha y con la puerta abierta.

En ese instante pasaba por el sitio López Ruiz, quien aprovechó la circunstancia y abordó el vehículo de la víctima y se dio a la fuga. Rápidamente el afectado siguió al bandido a bordo de la moto de un amigo.

En la huida el marginal fue a chocar contra una camioneta estacionada y rápidamente fue alcanzado por la víctima, que fue encañonado por el marginal. Una turba de vecinos  que estaban en las inmediaciones y vieron lo ocurrido salió en defensa del dueño del rodado. Rodearon, desarmaron y literalmente masacraron al marginal, quien posteriormente fue entregado a la Policía.

DINERO Y ARMA

Una vez que la policía llegó al sitio, Portillo Fretes revisó su automóvil y se percató que los G. 1 millón que tenía en su interior habían desaparecido, al igual que el arma que la víctima asegura haber visto en manos del aprehendido. El subcomisario Jorge López, jefe de la subcomisaría 12ª comento que cuando llegaron al lugar, el sujeto estaba totalmente reducido por los vecinos y aseguró que en su poder no había dinero ni arma alguna, lo que hacer presumir que algunos de los curiosos llevaron el dinero y el arma.

Ayer alrededor de las 18:30, una persona plenamente identificada acudió hasta la sede policial y entregó el revolver cal 44 mm con dos cartuchos vivos en los alveolos, que lograron despojar del malviviente. 

Fuente -> http://www.laclave.com.py