Trump vuelve a la campaña y busca pasar la página del covid-19 – Mundo

0
29

A 25 días de las elecciones del 3 de noviembre, Trump afirmó que el tratamiento experimental que le administraron “es una cura” para el nuevo coronavirus y anunció dos actos públicos, uno el sábado en Washington y otro en Florida el lunes.

“Les puedo decir que es una cura”, dijo en el programa de radio de Rush Limbaugh, un famoso locutor de derecha, en referencia al cóctel de anticuerpos Regeneron que tomó.

El mandatario afirmó que el tratamiento es “mejor que una vacuna” contra este virus, que ha dejado más de 212.000 muertos en el país, más que en ningún otro lugar del mundo.

La salud de Trump -de 74 años- sigue generando interrogantes, pese a las afirmaciones de sus médicos y a sus intentos de volver a salir en campaña y dejar atrás la cuarentena.

A la presión de la campaña se suma el hecho de que los demócratas que controlan la Cámara de Representantes propusieron crear un panel para evaluar la capacidad de los presidentes para gobernar.

La líder de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, afirmó que el proyecto “no se trata del presidente Trump”, quien “se enfrentará al juicio de los votantes”. “Pero muestra la necesidad de crear un proceso para los futuros presidentes”, agregó.

Es hora de analizar su “disociación de la realidad”.

En la entrevista con Limbaugh, Trump sugirió por primera vez que había estado cerca de la muerte, si no fuera por el tratamiento.

“Gracias a eso estoy hablando contigo hoy”, aseguró tras hacer referencia a un amigo suyo que murió de covid-19.

El mandatario afirmó que después los médicos le dijeron que “estaba entrando en una fase muy mala”. “Ya sabes lo que eso significa”, indicó.

El jueves su médico, Sean Conley, anunció que desde el sábado Trump podrá retornar a sus “compromisos públicos”, de forma “segura”.

Su campaña anunció que tiene previsto viajar a Florida el lunes y un alto funcionario indicó que organizará un evento el sábado en el jardín de la Casa Blanca, en el que va a mantener la distancia del público hablando desde un balcón.

Trump pasó tres noches hospitalizado el fin de semana pasado tras contagiarse de covid-19.

Su actitud frente a la enfermedad y su gestión de la pandemia son criticadas por sus opositores, en vista del número de muertos y de la crisis económica inducida por el virus que dejó millones de desempleados.

Su estado de salud genera escepticismo dado que los médicos no han publicado datos claves, incluyendo una explicación precisa de cuándo se infectó y cuándo fue sometido a la última prueba de coronavirus y si esta fue negativa.

La información que es pública, como el hecho de que fuera tratado con esteroides, sugiere que su cuadro viral pudo haber sido severo en un inicio, lo que genera interrogantes sobre si necesita pasar más tiempo en cuarentena.

“Él está listo para salir. Él quiere hablar con el pueblo estadounidense”, afirmó su secretaria de prensa, Kayleigh McEnany, a la cadena Fox News.

El jueves, Trump compareció por teléfono en programas de este grupo mediático conservador y este viernes tiene previsto participar en el programa de la noche de Tucker Carlson.

La cadena indicó que va a ser sometido a una “evaluación médica” en vivo, efectuada de forma remota por el médico Marc Siegel, que es una presencia habitual en Fox News.

Con la campaña en la recta final, muchos pensaban que Trump iba a usar alguno de los tres debates para intentar dar un golpe tardío pero definitivo a Biden, pero esta posibilidad también se está torciendo.

Según las encuestas, su actitud crispada y sus constantes interrupciones en el primer debate celebrado en Cleveland el 29 de septiembre le restaron apoyo.

El segundo debate, que estaba previsto para la próxima semana, está en la incertidumbre, después de que Trump rechazara la decisión de los organizadores de celebrarlo de forma virtual debido a los riesgos del coronavirus.

Esto le dejaría sólo una última oportunidad de debatir con Biden en televisión el 22 de octubre.

Fuente -> http://www.abc.com.py