Trasplantado en plena pandemia sale de alta – Nacionales

0
57

Don Alfredo abandonó la sala cerca del mediodía, pero ya a primera hora tuvo una larga charla sobre los cuidados que deberá tener con los especialistas, entre ellos Prof. Dr. Agustín Saldívar, cirujano vascular y nuevo jefe del Departamento de Trasplantes del Hospital de Clínicas; y la doctora Norma Arévalos, nefróloga y miembro del Equipo de Trasplantes. El paciente se mostró muy emocionado por la oportunidad de mejorar su calidad de vida, gracias a su esposa y al plantel médico.

“Me siento extraordinariamente bien, increíble. Siento que volví a nacer. Desde el primer día que acudí al hospital me atendieron de la mejor manera, hasta ahora que me voy. Son excelentes profesionales y les agradezco a todos. Ahora debo cuidarme estrictamente y seguir con el protocolo porque esta oportunidad de vida que tengo gracias a la buena voluntad de mi señora y la ayuda de los profesionales de la salud, no la voy a desperdiciar”, acotó

Añadió muy emocionado que hace 26 años su esposa es dueña de su corazón, cuando se casaron, y que ella no escatimó en darle su riñón cuando lo necesitó, como muestra de amor inconmensurable. Afirmó que por tres meses no podrá trabajar y que ya hace varios meses que ya no lo venía haciendo por su problema de salud, lo cual le hace sentir mal porque siempre fue un hombre trabajador.

Fernández Cabañas se encontraba en diálisis desde setiembre de 2019, por una insuficiencia renal crónica. Actualmente se convirtió en el número 123 paciente trasplantado en el Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción, con donante vivo.

La Dra. Norma Arévalos explicó que decidieron darle de alta, con todas las indicaciones y respetando los protocolos Covid en su hogar. Esto implica el aislamiento social, evitando principalmente las visitas, y tomando las medidas de higiene, y deberá volver para su control en una semana.

El jefe del Dpto. de Trasplantes del Hospital de Clínicas, Prof. Dr. Agustín Saldívar, indicó que el trasplante de donante vivo es un procedimiento programado de alta complejidad, donde participa un equipo multidisciplinario. Se tiene mayor tiempo para evaluar al paciente y al donante, a través del estudio angiotomografía que determina cuál será el riñón seleccionado para la ablación, que en este caso fue el izquierdo.

Mencionó que, desde el punto de vista del implante vascular, tanto venoso y arterial, el paciente está con excelente revascularización, la funcionalidad del órgano es óptima, controlado tanto por la diuresis que produce, como también con la medición de estudio de ecografía doppler. La herida externa está bien cicatrizada y va con un plan de volver en siete días para su control, y a la vez hizo la salvedad de que lo ideal es que sea un donante cadavérico para evitar tocar a una persona sana.

El Prof. Dr. Saldívar dijo que, para llevar a cabo el trasplante en plena pandemia, los profesionales que participaron se tomaron un mes de cuidados; asimismo las autoridades y todo el personal que asiste en la logística han asumido todos los recaudos necesarios para que sea todo un éxito. La Facultad de Ciencias Médicas provee de los insumos médicos necesarios y de los mejores profesionales de salud, que forman parte del equipo de trasplante.

Por su parte el Ministerio de Salud, a través del Instituto Nacional de Ablación y Trasplante provee del líquido de conservación del órgano, así como el apoyo logístico para la realización de una parte del trasplante. Igualmente, de los medicamentos inmunosupresores para el paciente, que debe consumirlos de por vida, y que tienen un costo muy elevado. También los familiares aportaron con algunos insumos.

Fuente -> http://www.abc.com.py