Toque de queda y hasta cierre en algunas regiones italianas por Covid-19

0
25

Piamonte es la última región en decretar el toque de queda nocturno, que entrará en vigor a partir del próximo lunes 26, entre las 23.00 y las 5 de la mañana. En Roma, como en toda la región de Lacio, entra en vigor esta noche el toque de queda, siguiendo la estela de Milán (y toda Lombardía), que anoche ya quedó desierta a las 23.00 por la nueva medida. Según los datos de hoy del Ministerio de Sanidad, Italia ha registrado 19.143 nuevos contagios y 91 muertos el último día, con lo que ya son 484.869 los casos totales desde que comenzó la emergencia a mediados de febrero y 37.057 los fallecidos. Nota relacionada: EEUU aprueba el Remdesivir para tratar coronavirus Siguen aumentando los hospitalizados: ya son 10.549 en todo el país, y superan los mil los ingresados en Cuidados Intensivos. El presidente de Campania, Vincenzo De Luca, apela al Gobierno de Giuseppe Conte a decidir un confinamiento del país, pero en cualquier caso él no va a esperar más. Por ello, anunció hoy que “en breve” va a ordenar el confinamiento total de la región porque las medidas hasta ahora adoptadas, como el toque de queda nocturno que entra hoy en vigor, “no son suficientes”. “Procederemos con el cierre de todo. Con los datos de contagios que tenemos no es suficiente la ordenanza que entra en vigor hoy”, afirmó De Luca en una intervención transmitida a través de Facebook. “Debemos cerrar todo y debemos cerrar hoy, no mañana. Estamos a un paso de la tragedia”, subrayó y dijo que el cierre será de “un mes o 40 días y luego veremos, pero sin soluciones drásticas no podemos aguantar”. “No quiero ver una fila de camiones con ataúdes”, aseguró de manera dramática, en alusión a las impactantes imágenes vistas en la primera ola de la pandemia en la provincia lombarda de Bérgamo. Las últimas cifras son alarmantes: el último día se han detectado 2.280 nuevos positivos en Campania, de entre 15.800 pruebas, un número récord, lo que significa que la tasa de positivos en relación a las pruebas ha aumentado del 12,8 al 14,5 por ciento. “El único objetivo debe ser salvar la vida de las familias, todo lo demás ahora no cuenta”, insistió De Luca, para quien “los datos actuales de contagio hacen ineficaz cualquier tipo de medida parcial”. Por ello, dijo que se debe cerrar todo excepto las categorías que producen y mueven bienes de primera necesidad (industria, agricultura, construcción, agroalimentario, transporte). “Es fundamental bloquear la movilidad entre regiones y entre municipios”, insistió, porque “cuando hay miles de nuevos positivos cada día no hay sistema sanitario que lo pueda soportar”. Esta medianoche entrarán en vigor en Lacio, cuya capital es Roma, y en Campania, con capital en Nápoles, sendos toques de queda entre esa hora y las 5 de la mañana, después de que la misma medida comenzara un día antes en Lombardía y su capital, Milán. En esta región, el último día se registraron cerca de 5.000 nuevos contagios. La bulliciosa Milán quedó totalmente desierta a las 23.00 del jueves, cuando los locales y restaurantes de la ciudad echaron el cierre como prevé la ordenanza de la región septentrional de Lombardía. En Milán, además, será necesario reactivar el hospital que se instaló en la zona de ferias y congresos, ya que se ha superado la cifra de 150 personas ingresadas por coronavirus en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales. El presidente en funciones de la región sureña de Calabria, Nino Spirlì, firmó la ordenanza por la que se suspenden las actividades escolares para las escuelas intermedias y secundarias durante 15 días, desde el lunes hasta el 13 de noviembre. Se instaura también el toque de queda entre la medianoche y las 5 de la mañana en toda la región. Se prohíben los desplazamientos por toda la zona desde la medianoche hasta las 5 del día siguiente y en el ámbito sanitario también queda prohibido que los acompañantes permanezcan en las salas de espera de urgencias, así como las visitas a los hospitalizados y a las residencias de ancianos. El primer ministro, Giuseppe Conte, sigue descartando un confinamiento general del país como el de la pasada primavera, a pesar de que son cada vez más las voces que le piden medidas más drásticas ante el imparable avance de la pandemia. “Hay que descartar un confinamiento general”, dijo hoy Conte al intervenir en el Festival del Trabajo. Lea más: Grave situación en Europa, nuevo epicentro de la pandemia del Covid “Estamos atentos y listos para intervenir donde sea necesario”, añadió, siguiendo la línea de la prudencia ante el convencimiento de que un nuevo bloqueo en toda Italia sería un desastre para la economía del país. El Gobierno volverá hoy a reunirse con los representantes de las regiones para analizar otros cierres. Si los efectos positivos no llegan en una semana gracias a las medidas ya tomadas, como la obligación de las mascarillas incluso en espacios abiertos, Conte, que gobierna por decreto gracias al estado de emergencia vigente hasta el 31 de enero de 2021, podría verse obligado a endurecer las medidas. Según adelanta el diario Corriere della Sera, se podría llegar a permitir la salida de los hogares solo para ir a la escuela o al trabajo, limitando así las “actividades no esenciales” al máximo. Un centenar de profesores universitarios y científicos italianos escribieron a Conte, y al presidente de la República, Sergio Mattarella, para pedir “inmediatamente medidas drásticas para contener el aumento de las infecciones por coronavirus”. Alegan que en ausencia de medidas correctoras efectivas, “en las próximas tres semanas podría llegarse a varios cientos de muertos al día”.Fuente: EFE

Fuente -> http://www.ultimahora.com