Titular de Contrataciones confirma serie de debilidades en ley sobre procesos de licitación – Nacionales

0
39

El titular de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP), Pablo Seitz, explicó una serie de debilidades en los procesos de licitación que son claves para que las compras del Estado sean más efectivas, evitar retrasos innecesarios y mafias que presenta la ley que regula la institución. Entre ellas, explicó que –por ejemplo– hay licitaciones que fueron convocadas hace tres años sin ser resueltas.

24 de agosto de 2020 – 10:32

Esta mañana, en comunicación con ABC, Pablo Seitz, titular de la DNCP, habló sobre un listado de flaquezas que a través de un análisis entre varios sectores han hallado en la Ley 2.051 –que regula la institución, que data ya de 2003– con el objetivo de actualizarla.

En ese contexto, confirmó que, por ejemplo, recién cuando se concluyó el proceso y si se publicó absolutamente todo lo que se tiene que publicar, tanto las actividades de control como la ciudadanía se enteran de quiénes conformaron el Comité de Evaluación, que es una de las actividades más importantes del proceso de selección, que consiste en evaluar lo recibido como oferta.

Lea más: Quieren actualizar ley 2051 y portal de DNCP

Indicó que tampoco se tenía información concreta de los funcionarios que integran las Unidades Operativas de Contratación, que en total son más de 400 en las distintas instituciones públicas que tienen a su cargo la conducción de todos los procesos licitatorios.

El director de Contrataciones indicó que, si bien la normativa actual en su momento sirvió para ordenar el escenario de compras, actualmente ya se encuentra desfasada. “Estamos en un sistema de selección de oferta que apunta solamente al producto más bajo. No se puede juzgar la calidad, sino que el Estado depende de lo más barato”, agregó.

También comentó que hay ofertas que se hicieron en enero y febrero, pero que las instituciones siguen evaluando. En ese punto, cuestionó la diferencia de precios que puede haber ya entre estos meses que pasaron y que el oferente debe mantenerlo. Lo más escandaloso es que informó sobre la existencia de licitaciones todavía en evaluación desde 2017, es decir, desde hace tres años. “Son muy pocas, pero no debería haber ninguna”, aseveró.

Fuente -> http://www.abc.com.py