Suman 25 feminicidios en lo que va del 2020 y hay 20 agresores imputados

0
29

El cadáver de Lisandra Chávez González, fue hallado el miércoles último en un arroyo de la colonia 3 de Mayo de San Cristóbal. 

En la última semana de agosto se registraron tres casos de feminicidio en el país (uno en Alto Paraná) y esto pone de nuevo al tapete que la violencia de género e intrafamiliar impera en el Paraguay. Según datos del Observatorio Criminológico del Ministerio Público, en lo que va del 2020 ya se registran 25 casos de feminicidio y son 22 las causas que permanecen abiertas. Veinte agresores están imputados y dos se quitaron la vida.

La cantidad de víctimas por mes es la siguiente: en enero se registraron dos víctimas de feminicidio, en febrero y marzo 3, respectivamente, en abril y mayo dos mujeres fueron asesinadas por sus parejas. Por otra parte, en junio la cifra de víctimas aumentó a 5, en julio a 6 y en agosto hubo 4 víctimas. Según la fiscal Susana González, de la Unidad Especializada de Lucha contra la Violencia Familiar, durante la cuarentena estricta hubo una disminución de denuncias por casos de violencia, pero un aumento en los episodios de violencia intrafamiliar y hacia la mujer.

“Probablemente disminuyeron la cantidad de denuncias ante la Fiscalía, porque las víctimas se veían imposibilitadas para salir de sus casas. Entonces tomábamos conocimiento del caso, cuando la situación llegaba a un punto de violencia extrema”, refirió la profesional.

En cuanto a la situación de los agresores se detalla que 20 están imputados y 2 de ellos acabaron con su vida. Según los datos, la mayoría de las víctimas tienen entre los 18 y 40 años de edad, y los agresores entre 20 y 40 años. Las estadísticas del Ministerio Público, divulgadas a través de la Dirección de Planificación, Observatorio Criminológico de la Fiscalía, el departamento con mayor cantidad de feminicidios es Central, con 12 casos. En segundo lugar ya viene Alto Paraná, con cuatro hechos. Las armas utilizadas por los agresores fueron arma blanca (cuchillo, puñal, etc.) en 10 casos y armas de fuego (pistola, revólver) en otros 10 casos.

Otro dato alarmante es que 16 víctimas fatales tenían hijos, es decir, 47 personas quedaron sin madre, de los cuales 29 son menores de edad. Otro dato llamativo también es que dos de las víctimas fatales tenían solamente 13 años de edad, igual cantidad también de fallecidas tenían entre 14 a 17 años, es decir son 4 las menores de edad que fueron víctimas de feminicidios.

Por disposición de la fiscal general del Estado, Sandra Quiñonez, el Ministerio Público está tomando con toda seriedad y diligencia los casos, con el firme objetivo de desalentar este tipo de crímenes de odio hacia las mujeres. Inclusive había lanzado la campaña “Basta con el Abuso” a fin de reducir este tipo de delito.

Fuente -> http://www.laclave.com.py