Sigue en estudio proyecto que busca asegurar competitividad comercial

0
17

El comercio de Ciudad del Este necesita tener precios competitivos para sostenerse en el tiempo.

El proyecto de Régimen de Exportación Fronterizo sigue en estudio en comisiones de la Cámara de Senadores. Se trata de una importante iniciativa impulsada por la Cámara de Comercio y Servicio de Ciudad del Este, que busca asegurar la competitividad del comercio de frontera, además de avanzar en el proceso de formalización. “El proyecto está ya en el Senado desde dos o tres meses y está en la etapa de estudio final en la Comisión de Hacienda y Presupuesto. Tiene peculiaridades que permitirán esa competitividad para el mercado de turismo de compras”, explicó el Dr. Oscar Manuel Airaldi, asesor del referido gremio empresarial.

Recordó que el régimen actual estará vigente hasta diciembre del 2023, por lo que considera sumamente importante estar preparado. “Por eso es acuciante tener un proyecto sustentable, que sea de característica similar a la que existe en las ciudades de frontera de Brasil con Paraguay. Estos comercios van a tener ventajas comparativas que nosotros no vamos a poder lógicamente sustentar en el tiempo”. Insistió que la ciudad debe estar a la altura de las condiciones que ofrecen las tiendas francas brasileñas y en ese sentido defendió el proyecto actualmente en estudio en la Cámara Alta. “El proyecto sencillamente encontró un modelo de exportación fronteriza que va a permitir que los comerciantes puedan vender sin tocar territorio aduanero”.

NO RESIDENTES

Eso significa que en todo momento la mercadería va a estar disponible para la venta exclusivamente para los no residentes en el país. “Significa que en consecuencia que tendrá una ventaja importante en el precio final del producto, por dos razones primordiales, ya sabemos que nuestros comercios, o sociedades, que se dedican a la actividad en la frontera  tienen un volumen de compra importante que hacen que el precio sea menor a lo que pueda comprarse en cantidades más pequeñas”.

Mencionó además que el proyecto, al no tocar territorio aduanero solamente tiene un solo impuesto que lo grava y que es el Impuesto a la Renta Empresarial (IRE). “Con eso lograremos competitividad”.

El técnico además aseguró que el proyecto tiene formalidad y legalidad. “Siempre tenemos que hacer el comparativo entre el modelo vigente y el modelo que pretendemos. La formalidad, implica que todo el procedimiento desde que ingresa al recinto aduanero, hasta que se destine a los comercios fiscalizados, que van a actuar como depósito aduanero.”

Todo será controlado por un sistema electrónico y que no hay forma de no estar registrado porque que será de 8 dígitos la nomenclatura arancelaria aduanera. “O sea ingresa la mercadería en aduana y va al depósito. Nadie se podrá hacer del vivo, porque se declara unidad por unidad en la Aduana, para que después no se facture otra cosa, que no sea lo ingresado”.

Insistió que la declaración será con los mínimos detalles para ingresar al país. “Todos los productos vienen con un número, digamos perfumes, se registra todas las características, la aduana le pone un distintivo y eso es un número, un código, que solamente si yo tengo ese código puede vender”. Se tendrá un sistema electrónico para la emisión de la factura. “Lo que  ingreso al sistema no se puede vender. Tampoco puede vender algo cambiando por lo que se tiene en la estantería. O sea, es una formalidad absoluta”.   

Fuente -> http://www.laclave.com.py