Si tienes una herida, no te eches agua oxigenada

0
45

Aun así, el agua oxigenada funciona contra un amplio abanico de microorganismos (las bacterias, la levadura, los hongos y las esporas). La que está de venta al público en farmacias, puede servir para desinfectar superficies inanimadas. Y durante la crisis de la COVID-19, por ejemplo, este producto –en una concentración de entre el 3% y el 6%– se ha empleado para desinfectar respiradores artificiales, telas y endoscopios. De hecho, está incluida en la lista de la Agencia de Protección Ambiental de antimicrobianos activos para su uso contra la pandémica enfermedad.

Así que lo mejor, si sufres una herida que no sea grave, es que la limpies con agua y jabón –recuerda lavarte las manos antes de ponerte a ello– y puedes echarle suero fisiológico para arrastrar la suciedad. Tampoco soples, dado que esta práctica es fuente gérmenes.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es