Sí oenegés desaparecen con dinero público, “no pasa nada” – Nacionales

0
34

El Presupuesto General de la Nación (PNG) año 2021 destina más de G. 45.000 millones para organizaciones no gubernamentales, y a partir de esta millonaria cifra, salta al tapete el debate ético sobre qué tan correcto es entregar este dinero solo en nombre del apoyo y la solidaridad, teniendo en cuenta que no faltan avivados que usan el rótulo de oenegé para embolsillarse.

10 de noviembre de 2020 – 16:49

Más de G. 45.000 millones del PGN serán destinados, de aprobarse el presupuesto, a unas 127 organizaciones no gubernamentales que trabajan por los sectores vulnerables de la sociedad en distintas áreas.

Pero aunque estas asociaciones se denominen “sin fines de lucro”, tristemente entre las que trabajan con seriedad no faltan avivados que solo utilizan el rótulo de “fundación” para hacerse con cantidades considerables de dinero.

Este es el debate que vuelve a saltar al tapete ahora, en época de aprobación de fondos para el año 2021.

Una situación difícil

Y la respuesta no es fácil, pues cuando una asociación que se supone ayuda a personas con discapacidad o a niños, se acerca a las comisiones bicamerales a pedir fondos, para los parlamentarios se hace muy difícil decir no a las solicitudes.

Al menos esto fue lo que explicó la exsenadora de la Nación y actual legisladora del Parlasur, Blanca Lila Mignarro, quien reconoció que no se animaba a denegar los pedidos de autoridades de oenegés que le hablaban de sus grandes necesidades.

Pero de la misma forma, admitió que sufrió sudor y lágrimas cuando descubrió que el dirigente de la Asociación de Ciegos se llevó todos los recursos y engañaba a la gente, haciéndoles firmar documentos por G. 3 millones, pero finalmente les entregaba solo G. 600.000, recordó la legisladora. Contó que hizo la denuncia correspondiente al Ministerio Público y que el caso está en la Fiscalía, pero que desconoce si la investigación prosperó.

El padrinazgo es la clave

Al consultársele cómo acceden las oenegés al presupuesto público, respondió que el padrinazgo es la puerta con la que acceden al beneficio.

“Ellos mismos hacen el lobby, entramos en elaichijaranga, uno piensa que no será capaz de hacerle eso a su compañero, pero la autoridad de los ciegos hacía eso y más”, expresó Mignarro.

Explicó que las oenegés normalmente están compuestas por una asociación de familiares que componen la comisión directiva y cobran sueldos. “Allí se destinan gran parte de los recursos”, dijo.

“Haciendo la salvedad de que algunas son muy serias, yo creo que el 60 % se puede eliminar y se tendrían que fortalecer las instituciones creadas para eso, como la Secretaria Nacional por los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad (Senadi) etcétera, pero en este país la ley y la institucionalidad no funcionan. Entonces se crean oenegés por todos lados porque el Estado no da respuestas, pero resulta que queremos solucionar eso y salimos de Guatemala y nos vamos a Guatepeor”, analizó la exsenadora.

Resaltó el hecho de que “por lo menos en el Estado podés pedir una rendición de cuentas seria y tomar acciones. Sin embargo estas oenegés, si es que les denuncias, desaparecen y no pasa nada”.

Fuente -> http://www.abc.com.py