Senadores no se animan a sancionar a Paraguayo Cubas

0
135

Tras el escándalo que protagonizó el senador Paraguayo Cubas, del Movimiento Cruzada Nacional, en la sesión ordinaria de este jueves en la Cámara Alta, ninguno de sus colegas se anima a pedir que lo sancionen.El mismo presidente del Congreso, Silvio Beto Ovelar, reiteró lo que había dicho en ocasiones anteriores: no tiene interés en tomar medidas contra Cubas. Esto, a pesar de que haya amenazado con quemar la sede parlamentaria con él adentro. Sin embargo, aseguró que tendrá que poner a consideración del pleno la aplicación de una sanción, en su carácter de presidente del Congreso. “Lamento muchísimo que en este órgano que tendría que deliberar con racionalidad lleguemos a este tipo de excesos y extremos”, criticó. El senador Antonio Barrios, quien fue amedrentado por Payo, aclaró que no recibió ninguna agresión física, y que no le sorprenden este tipo de actitudes de su colega. “Él (Paraguayo Cubas) siempre está a la amenaza. Hoy se ha agarrado con todos”, manifestó. Lea más: Paraguayo Cubas amenaza con quemar el Congreso por ausencia masiva de senadores Juan Darío Monges calificó de vergonzoso el escándalo protagonizado por el abogado esteño, y consideró que el presidente de la Cámara debe tomar cartas en el asunto, pero tampoco anunció si presentaría un pedido de sanción. Carlos Filizzola también dijo que no pretendía ninguna sanción contra su compañero, pero sí mostró interés en que se desarrolle la sesión extraordinaria que Cubas quería impedir. “No cuestiono que grite, que proteste, pero nosotros cumplimos, no digan que faltamos y que no somos responsables”, refirió. En la mañana de este jueves, Ovelar decidió levantar la sesión ordinaria de Cámara de Senadores por falta de cuórum. Esto ofuscó al senador de Cruzada Nacional, quien exigió que se cobre la suma de G. 10 millones a todos los que se ausentaron. A los gritos, insultando a periodistas y parlamentarios, exigió que se debía respetar al pueblo, ya que no era la primera vez que “los senadores se quedan en sus oficinas” para evitar que inicie la sesión ordinaria. En cumplimiento al reglamento interno, Ovelar convocó a una extra, pero como Payo Cubas no permitía que se desarrolle, la levantó. Minutos después, a pedido de sus colegas ,volvió a llamar a una segunda sesión extraordinaria, que finalmente pudo concretarse.

Fuente -> http://www.ultimahora.com